25 de septiembre de 2020
7 de agosto de 2020

El Ayuntamiento de Santander volverá a licitar el polémico contrato de parques y jardines

Los informes técnicos evidencian que los pliegos se basan en datos erróneos sobre la plantilla y que deben incluirse nuevas necesidades

El Ayuntamiento de Santander volverá a licitar el polémico contrato de parques y jardines
Manifestación de trabajadores de Parques y Jardines de Santander - USO - ARCHIVO

SANTANDER, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

La mesa de contratación del Ayuntamiento de Santander ha propuesto el desistimiento del procedimiento de adjudicación del polémico contrato de parques y jardines, en base a los informes técnicos aportados, que evidencian, por una parte, que existen nuevas necesidades que deben incluirse en la licitación; y, por otra, que los pliegos se redactaron siguiendo datos erróneos respecto al número y categorías del personal asignado a la prestación del servicio.

Los integrantes de la Mesa han valorado dichos informes en su reunión de este viernes, concluyendo que su contenido respalda y justifica la declaración del desistimiento, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Así, de un lado, se evidencia la modificación de las circunstancias y necesidades del Ayuntamiento en cuanto a procedimientos y criterios a aplicar para realizar un correcto seguimiento e inspección del contrato; y, por otro, constata errores no subsanables en los pliegos respecto al número, relación y categorías de los trabajadores subrogables.

Según precisa el Consistorio, esta última cuestión se deriva de los resultados del informe de control financiero, que afecta directamente a la licitación en curso, dado que en el documento de la Intervención Municipal queda acreditado el incumplimiento de la actual adjudicataria respecto al número y categorías del personal asignado a la prestación del servicio.

A partir de ahora se abre un trámite de alegaciones en el que podrán participar las empresas implicadas en el proceso y, tras su resolución, la mesa de contratación remitirá una propuesta de acuerdo para ser aprobada por la Junta de Gobierno local.

LA OFERTA MEJOR VALORADA

El complejo procedimiento de licitación se inició el 29 de agosto de 2017 y se resolvió el 22 de noviembre de 2018 considerándose como la oferta mejor valorada, conforme a los criterios establecidos, la de la UTE formada por las empresas Imesapi-Copsesa-La Encina, con un presupuesto de 7,71 millones de euros anuales y un plazo de cuatro años, prorrogable por otros dos períodos de un año cada uno.

Comenzó entonces una intensa campaña de protestas de los trabajadores de parques y jardines, que advirtieron que era una oferta claramente insuficiente para hacer frente a los salarios de los 200 empleados a subrogar, mantener sus condiciones y derechos laborales y que el servicio se preste con la misma calidad.

El Ayuntamiento precisa que al solicitar la documentación acreditativa de la totalidad de los costes salariales de los empleados, se evidenció en los preceptivos informes jurídicos y económicos un margen muy estrecho para atender el resto de obligaciones del contratista, por lo que se decidió elevar una consulta a la Junta Consultiva, que fue realizada en abril de 2019.

Mientras se estaba a la espera de la respuesta de dicho organismo, el servicio de Intervención Municipal emitió un informe el 22 de noviembre de 2019 donde se constata el incumplimiento de la actual adjudicataria respecto al número de personal asignado a la prestación del servicio.

Dicha circunstancia afecta a la licitación del nuevo contrato en cuanto a la formulación de ofertas en condiciones de igualdad, concurrencia, igualdad y no discriminación, lo que no sería subsanable, precisa el equipo de Gobierno.

De otro lado, y tras el informe de control financiero, el servicio de Parques y Jardines no ha dispuesto de técnico hasta el 5 de mayo, encargándose desde ese momento del análisis del pliego de prescripciones técnicas particulares.

Así, en su informe determina la necesidad de incluir en el documento base de licitación el requisito ineludible de establecer las instrucciones necesarias para el correcto control del servicio.

A la vista de estos documentos, "con la concurrencia de las citadas causas justificadas y actuando por razones de interés público", la mesa de contratación ha adoptado el acuerdo de desistimiento, "validado por resoluciones de los tribunales administrativos de recursos contractuales", señala el Ayuntamiento.

Para leer más