3 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

Blanco destaca la contribución del 'Anillo Verde de la Bahía de Santander' a la lucha contra especies invasoras

Blanco destaca la contribución del 'Anillo Verde de la Bahía de Santander' a la lucha contra especies invasoras
Visita del consejero de Medio Ambiente Guillermo Blanco, al proyecto Anillo Verde Bahía de Santander - GOBIERNO DE CANTABRIA

El proyecto ha intervenido en un total de 12 espacios y eliminado la flora invasora en más de 150 hectáreas

SANTANDER, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha destacado la contribución del proyecto LIFE 'Anillo Verde de la Bahía de Santander' a la lucha contra las especies invasoras en Cantabria y el freno a la pérdida de biodiversidad y la degradación ambiental en uno de los territorios con más densidad de población de la región. El proyecto ha intervenido en un total de 12 espacios y eliminado la flora invasora en más de 150 hectáreas.

Blanco ha realizado una visita a Villaescusa y Camargo para comprobar algunas de las actuaciones "tan bien definidas y ejecutadas" en los últimos cinco años por este proyecto LIFE, desarrollado conjuntamente por la Fundación Naturaleza y Hombre y la empresa pública MARE y financiado por la Comisión Europea y por el Gobierno de Cantabria, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Tal y como ha explicado el consejero, el Anillo Verde de la Bahía de Santander ha logrado mejorar y restaurar centenares de hectáreas mediante la eliminación de flora invasora y su sustitución por especies vegetales autóctonas en doce espacios que, a pesar de su valor ecológico, "se encontraban bastante degradados".

Así, se ha referido a las actuaciones llevadas a cabo en humedales litorales y de interior, bosques esclerófilos de encinar cantábrico, bosques de ribera y sistemas dunares, "disponiendo una conectividad ecológica que favorece la movilidad sostenible de la ciudadanía y revaloriza cada uno de ellos de forma individual, reforzando su concepción como espacios interrelacionados".

En el caso de Villaescusa, ha destacado la actuación ejecutada en un entorno de gran singularidad como el Canal de la Mina y la Ría de Solía, mientras que, en el caso de Camargo, ha citado las intervenciones en diferentes áreas de costa e interior, como las Marismas de Alday, la charca de Raos y el encinar del Monterín de Igollo, además del paraje de la Cueva del Juyo o el Pozón de la Dolores.

En todos ellos se ha logrado, según Blanco, "atajar la expansión de plantas invasoras en zonas que habitualmente no habían sido tratadas, pero que servían de centro distribuidor de semillas de especies como el plumero de la pampa, la chilca y el bambú japonés".

Ha considerado que proyectos como éste contribuyen a dotar de visibilidad a la lucha contra las especies exóticas invasoras, "una de los principales ejes de nuestra acción de gobierno" y ha reafirmado el compromiso de su departamento de contener con firmeza la expansión de especies invasoras como el plumero en el entorno del litoral para que "no acabe colonizando espacios de montaña y valles del interior".

En el caso de Villaescusa y Camargo, permitirán mejorar su articulación con unos corredores verdes como recursos de "primer nivel" que contribuyen a la conectividad ecológica entre espacios naturales y a evitar la colonización de nuevos focos de vegetación invasora.

Además, ha reconocido el esfuerzo realizado por los voluntarios que han participado en el trabajo educativo y de sensibilización ciudadana desarrollado por el Anillo Verde de la Bahía de Santander y se ha comprometido a apoyar su consolidación como escenario ambiental para el disfrute y el ocio sostenible de la Bahía de Santander.

También ha tenido palabras de agradecimiento para la Fundación Naturaleza y Hombre como beneficiario coordinador del proyecto y a la empresa pública MARE como beneficiario asociado de un proyecto que, tal y como ha recordado, ha sido reconocido recientemente con la mención especial Foca Mediterránia que otorga la Fundación Mare Terra Fundació.

"Este proyecto es un buen ejemplo de que en Cantabria desarrollamos proyectos consistentes y con impacto positivo sobre nuestro medio natural", ha finalizado Blanco, quien también ha reconocido la labor de educación ambiental que lleva la Fundación Naturaleza y Hombre en el Centro Etnobotánico 'Bosques del Anillo Verde, en la zona de El Pendo, en Camargo, con la financiación de la Consejería de Medio Ambiente.

El consejero ha estado acompañado en la visita por el alcalde de Villaescusa, Constantino Fernández, y de Camargo, Esther Bolado, así como el director de la empresa pública MARE, José María Díaz, y del Centro de Investigación del Medio Ambiente (MARE), Agustín Ibáñez, y el presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez.

5 AÑOS DE RESTAURACIÓN AMBIENTAL

El proyecto LIFE 'Anillo Verde de la Bahía de Santander' ha intervenido en un total de 12 espacios que se encontraban ambientalmente degradados a pesar de sus valores ambientales para detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de los servicios ecosistémicos de la Bahía de Santander.

Así, se ha eliminado la flora invasora, principalmente plumero, chilca y bambú japonés, en más de 150 hectáreas, lo que ha permitido la recuperación de humedales litorales y de interior, así como 80 hectáreas de encinar relicto.

El área de actuación del Anillo Verde, con una inversión de tres millones de euros, abarca los términos municipales de la Bahía de Santander y comprende gran variedad de ecosistemas, como humedales litorales y de interior, acantilados y fondos marinos, sistemas dunares, bosques de ribera, bosques esclerófilos de encina cantábrico y sistemas agro-silvopastorales. Ocupa una superficie de 2.361 hectáreas y está considerado un Área Importante para la conservación de las aves.