24 de febrero de 2020
17 de enero de 2020

Blanco lamenta la "alarma" de Vox con Solvay y niega "oscurantismo"

Ve "luz y taquígrafos" en el paso del carbón al biocombustible y dice que el Gobierno no permitirá "nada que contravenga la salud o la ley"

SANTANDER, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente de Cantabria, Guillermo Blanco, ha lamentado que Vox se dedique a "sembrar alarmas" con la denuncia sobre la incineradora de Solvay y ha negado "oscurantismo" en el proceso de descarbonización que está llevando a cabo la planta, sino que todo se está haciendo "con luz y taquígrafos".

Además, el también responsable de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación ha asegurado que su departamento y el Gobierno regional (PRC-PSOE) no consentirán "nada fuera de la ley" o que "contravenga la salud".

"Lo que sí puedo asegurar es que la Consejería que yo dirijo y el Gobierno de Cantabria no permitirá que se haga nada fuera de la ley, apartado de la ley, y que contravenga la salud o la legalidad por la que todos nos regimos en Cantabria y en España", ha zanjado Blanco a preguntas de los periodistas tras visitar una empresa cárnica.

Ha sido cuestionado por este asunto después de que Vox haya denunciado que el Ejecutivo y el Ayuntamiento de Polanco no se hayan hecho "eco" público de un proyecto de la empresa química para construir dentro de sus instalaciones una incineradora de residuos de gran tamaño que, según ese partido, podría ser muy contaminante y "dañina" para la salud de personas y seres vivos.

El responsable de Medio Ambiente ha lamentado que formaciones como Vox se dediquen a crear "alarma" en vez de "ayudar y colaborar a la mejora y marcha positiva de la región".

Y, en cualquier caso, ha hecho un llamamiento a la tranquilidad, ya que el procedimiento en el proceso de descarbonización de Solvay seguirá siendo público, como "marca la ley" y como "lo está siendo ya desde el principio", durante la tramitación llevada a cabo en Industria y a la que seguirá la correspondiente en Medio Ambiente.

En este sentido, Blanco ha recordado que Solvay -que cuenta con una "gran trayectoria histórica" en la cuenca del Besaya- está tratando de sustituir el carbón por biocombustibles en sus procesos productivos, por mandato de la Unión Europa.

Y con motivo de ese proceso de descarbonización inició un expediente que se sometió a información pública hace más de un año en el ámbito de Industria, por lo que ha negado que haya "oscurantismo". Como tampoco lo habrá, ha vaticinado el consejero de Medio Ambiente, en la tramitación que se lleve a cabo en su departamento.

La finalidad es que "todo el mundo tenga conocimiento" del proyecto y "pueda decir y alegar" lo que considere oportuno, ha remachado Guillermo Blanco, para garantizar que ni su Consejería ni el Gobierno de Cantabria van a permitir "nada fuera de la ley".

Para leer más