24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    Cabezón dice que mientras la ciudad "avanza de la mano de los socialistas, el PP ejerce de victimista plañidera"

    En el ecuador de la legislatura, el PSOE critica que al PP le "falta iniciativa y ambición y le sobra victimismo y prepotencia".

    SANTANDER, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del Grupo Municipal Socialista de Santander, Jesús Cabezón, afirmó hoy que "si algo cambia" en la ciudad es "como consecuencia de la gestión socialista". En este sentido, subrayó que "mientras Santander avanza de la mano de los socialistas, el PP municipal ejerce de victimista plañidera en los medios de comunicación".

    Cabezón se pronunció así en una rueda de prensa en la que hizo un balance de gestión en el ecuador de la legislatura 2007-2011, que consideró "más que un balance, un deseo de futuro", pues al equipo de Gobierno del PP le "falta iniciativa y ambición y le sobra victimismo y prepotencia".

    Para el portavoz socialista, la principal conclusión de estos dos años es que "si en algo cambia en Santander es como consecuencia de la gestión socialista, no de la del equipo de Gobierno, instalado en el victimismo, el enfrentamiento con otras administraciones y la descalificación constante de la oposición política para esconder su falta de iniciativa y capacidad de gestión que se ha demostrado inexistente".

    Para el concejal, son los socialistas quienes impulsan los grandes proyectos para la ciudad, como la recuperación del espacio ferroviario, la cesión de terrenos a la ciudad por parte de la Autoridad Portuaria, el distribuidor de la Marga, la ronda de la bahía, la finca de La Remonta, el nuevo Valdecilla, la cesión de la S-20, las inversiones en saneamiento o la construcción del Parque Tecnológico.

    En este sentido, recordó que el PP lleva 40 años gobernando Santander y hasta hace poco también la comunidad autónoma y durante ese periodo "ni abrió el Puerto a la ciudad, ni aceleró infraestructura alguna, ni planteó recuperar el espacio ferroviario". "Sólo ahora, con un gobierno del PSOE en Cantabria y en Madrid, se están empezando a sentar las bases del futuro de la ciudad a través de estos ambiciosos proyectos", destacó.

    ENFRENTAMIENTO QUE PARALIZA LA CIUDAD

    Cabezón afirmó que en estos dos años de legislatura, el "enfrentamiento" del alcalde, Íñigo de la Serna, con "todas las administraciones" ha "paralizado" Santander, y es la "nula capacidad de negociación del PP" la que "impide" que la ciudad "normalice las relaciones" con Fomento o la Autoridad Portuaria.

    Según el portavoz del PSOE, el alcalde "pretende imponer la agenda de otras administraciones", lo que deriva en una actitud de "enfrentamiento constante que no beneficia a la ciudad". Así, apuntó que "ha discutido prácticamente con todas las administraciones e instituciones, excepto con las consejerías del PRC lo cual tampoco ha generado ninguna ventaja para la ciudad", opinó.

    En relación a cuestiones concretas, recordó que aún no se ha aprobado definitivamente el Plan General; y que de la "catástrofe" del Cabildo de Arriba y del "escándalo financiero" de Mercansantander no se han derivado responsabilidades administrativas --en el primer caso-- ni políticas --en el segundo--.

    Además, consideró que el balance ha sido "pobre" porque el PP "tiene poco que vender" puesto que De la Serna "se ha limitado a pedir que otras administraciones inviertan en Santander, cosa que ya hacen", como el Gobierno central, que invierte en la ciudad 836 millones de euros, dijo.

    En relación la "gran obra" del alcalde, el metro ligero, consideró que "lo primero que tiene que hacer es ofrecer un servicio digno de autobús" y advirtió que el metro "lo pagarán otros y su coste repercutirá en los ciudadanos".

    Para Cabezón, el equipo de Gobierno se ha caracterizado por una "falta de gestión obligada, en gran parte, por la precaria situación económica de las arcas municipales, consecuencia de la evidente ineficacia de la política financiera ejecutada desde por el PP en los 30 años que lleva gobernando en Santander".

    Frente a esta realidad, dijo, el alcalde "se defiende echando la culpa a los demás de su falta de gestión y admitiendo que el Ayuntamiento es incapaz de abordar ningún proyecto importante por si solo".

    DESPRECIO A LA OPOSICIÓN

    Por otra parte, Cabezón criticó la "permanente ignorancia y desprecio" hacia el trabajo de la oposición. En su opinión, el alcalde otorga "mayor representatividad a cualquier grupo de vecinos que a los concejales de la oposición".

    Por contra, aseguró que el PSOE "ha brindado colaboración siempre que se ha solicitado con absoluta lealtad", ha "respondido positivamente" cuando se le ha ofertado diálogo y colaboración y ha apoyado los proyectos "más estratégicos" de la ciudad. "Hemos intentado ejercer con rigor el control de la gestión del gobierno y aportado las sugerencias y críticas que ha considerado oportunas", concluyó el portavoz.

    El Grupo Socialista ha presentado un total de 155 iniciativas, de las que 46 eran mociones y 65 solicitudes de comisión.