29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
11 de diciembre de 2019

Caen un 7,4% los nacimientos en Cantabria en el primer semestre

La tasa de mortalidad infantil en la región se dispara un 20%

Caen un 7,4% los nacimientos en Cantabria en el primer semestre
Saldo vegatativo de las comunidades autónomas - EPDATA

SANTANDER, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El número de nacimientos ha vuelto a caer en Cantabria en el primer semestre de 2019, un -7,4%, lo que supone 1,2 puntos más que la media nacional (-6,2%), y el quinto descenso más acusado de todas las comunidades que lidera Asturias (-12%).

En concreto, entre enero y junio de este año ha habido 1.717 nacimientos en la región frente a los 1.854 del mismo periodo de 2018, lo que supone 137 nacimientos menos, según los datos provisionales de la Estadísticas del Movimiento Natural de la Población (Nacimientos, Defunciones y Matrimonios) correspondiente al primer semestre de 2019 y publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El retroceso de Cantabria supera la media nacional y eso que todas las comunidades registraron menos nacimientos que en el primer semestre de 2019, con la excepción de La Rioja (5,9%).

Por otra parte, las defunciones han retrocedido un -3,8% en Cantabria en el primer semestre, con 3.150, lo que supone 123 menos que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, el recorte es inferior al registrado en el conjunto del país, del -5,4%.

Con estos datos, el saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) continúa siendo negativo en Cantabria y ha aumentado levemente en relación al primer semestre de 2018, al pasar de -1.419 personas entonces a -1.433 al concluir el primer semestre del presente ejercicio, es decir, 14 personas menos.

Con todo, se trata del cuarto saldo vegetativo negativo menor de las comunidades tras Navarra (-176) y La Rioja (-471) y Canarias (-1.429). Solo tres comunidades presentaron saldo positivo: Madrid (2.840), Región de Murcia (354) y Baleares (219), así como las ciudades autónomas de Melilla (219) y Ceuta (119).

Los extranjeros representan en 2019 el 5,71% de la población de Cantabria y han crecido respecto a 2018 (5,37%). Pese al repunte, se trata de la cuarta comunidad con menor proporción de población foránea.

Por otro lado, Cantabria fue la comunidad con el mayor descenso del número de matrimonios celebrados en el primer semestre del año, con -13%, cuando de media en España retrocedieron un -1,2%.

En cuanto a la edad media de la población, fue de 45,57 años, la tercera más elevada de las comunidades tras Galicia (47,24) y Asturias (48,2) y superior en más de los años a la media del país, situada en 43,39 años. Además, ha crecido respecto a 2018, cuando estaba en 45,31 años.

Casi el 22% de la población de Cantabria tiene 65 y más años y más de un 7% 80 y más años, porcentajes de personas mayores que se han incrementado en todos los segmentos respecto al año anterior.

Al respecto, el índice de envejecimiento de Cantabria, que está creciendo exponencialmente desde 2011, se situó en el 153,8%, el cuarto más elevado de todas las regiones y superior al medio del 122,97%.

La tasa de dependencia también es superior a la media, un 56,5% frente al 54,28%, y la octava más alta por comunidades.

DATOS DEFINITIVOS DE 2018

En cuanto a los datos definitivos de 2018, en Cantabria se contabilizaron 3.805 nacimientos y 6.096 defunciones, lo que arroja un saldo vegetativo negativo de -2.291 personas. Por su parte, entre enero y diciembre del año pasado se celebraron en la comunidad autónoma 2.108 matrimonios.

La tasa bruta de natalidad fue de 6,55 por cada mil habitantes en la región, la cuarta más baja por comunidades y por debajo de la media (7,9), y la de mortalidad del 10,49, la quinta más elevada y superior a la media del 9,1.

La tasa de mortalidad infantil de Cantabria se ha disparado un 20% en un año, pasado a ser la segunda más baja del país (2,19) a la séptima más elevada, con un 2,63, ligeramente inferior a la del conjunto nacional (2,69).

La edad medida de maternidad en Cantabria en 2018 fue de 32,6 años, la quinta más elevada de las comunidades y superior a la media de 32,2 años.

La tasa bruta de nupcialidad se situó en 3,63 bodas por mil habitantes, ligeramente por encima del conjunto del país del (3,54). La edad media al primer matrimonio fueron 34,7 años, dos décimas más que la media (34,5).

Por su parte, la tasa bruta de divorcios de Cantabria fue del 2,03 (2,04 en España), inferior a la de 2017, cuando alcanzó los 2,19.

La esperanza de vida al nacimiento en esta comunidad es de 83,4 años, superior a la de España, que se sitúa en 83,2 años, y la cuarta más alta del país y similar a la de Aragón, Castilla La Mancha y Cataluña.