21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 27 de febrero de 2010

    Cantabria estará hoy en alerta roja por fuertes vientos, que podrían alcanzar los 150 km/h

    Protección Civil refuerza el 112 y prohíbe las actividades deportivas en la tarde del sábado

    SANTANDER, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Dirección General de Protección Civil ha solicitado extremar la precaución ante la previsión de que se produzcan fuertes rachas de viento de hasta 150 kilómetros entre la tarde de hoy, sábado, y la madrugada del domingo, que activarán la alerta roja en toda Cantabria.

    Ante esta situación, Protección Civil ha reforzado el 112, ha dado aviso de la situación a todos los ayuntamientos y organismos de emergencia de la región, y ha prohibido las actividades deportivas, tanto al aire libre como en polideportivos, durante la tarde del sábado.

    Las fuertes rachas de viento comenzarán a sentirse a partir de las 12.00 horas, con velocidades de hasta 100 kilómetros por hora, momento en el que se activará el nivel de aviso naranja.

    El primer punto de la región en el que se activará la alerta roja será la comarca lebaniega, donde, ya a las 16.00 horas, se prevén rachas de viento de hasta 140 kilómetros por hora.

    Entre las 16.00 y las 21.00 horas, el resto de la región estará en alerta naranja, con rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora en el litoral y de hasta 120 en la zona centro, Campoo y el Valle de Villaverde.

    Finalmente, el período en el que se mantendrá activada la alerta roja en todo el territorio de Cantabria discurre entre las 21.00 horas de mañana, sábado, y las 05.00 del domingo. En ese intervalo las rachas máximas podrían alcanzar los 150 kilómetros por hora en Campoo y los 140 en el resto de la región.

    El viento será de componente Sur-Suroeste, por lo que puede afectar especialmente a las zonas altas y múltiples localidades que, como Santander, están orientadas al Sur.

    Además, entre las 21.00 de hoy, y las 05.00 horas del domingo se activará también la alerta naranja por fenómenos adversos en la mar, ya que se prevén vientos con intervalos de fuerza 8 a 9, con rachas que podrían llegar a fuerza 10 a 11. Pasadas las 05.00 horas, el nivel de aviso se reducirá a amarillo, tanto por viento como por fenómenos adversos en la mar. Se prevé que ambas alertas concluyan a las 09.00 horas.

    PROHIBICIÓN ACTIVIDADES DEPORTIVAS

    Ante esta situación, Protección Civil ha prohibido la celebración de cualquier actividad deportiva esta tarde, a partir de las 16.00 horas, tanto al aire libre, incluidas las actividades marítimas y de montaña, como en polideportivos o cualquier otra infraestructura similar.

    Esta medida excepcional, contemplada en la Ley de Protección Civil y Gestión de Emergencias de Cantabria, ha sido adoptada por el consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, tras la conversación telefónica que ha mantenido hoy con el subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrano, en la que han evaluado los dispositivos activados y las previsiones del temporal en Cantabria.

    Mediavilla explicó que, vistas las previsiones, y aún "siendo plenamente conscientes de los inconvenientes que esta medida pudiese generar", se ha optado "por primar la seguridad".

    La Dirección General de Protección Civil ha avisado de la prohibición a la Delegación del Gobierno, para su traslado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; a los 102 ayuntamientos de la región y a las policías locales.

    En cuanto al dispositivo de emergencias, se reforzará el 112 durante las jornadas del sábado y el domingo. Por otro lado, se ha contactado con la Delegación del Gobierno en Cantabria para coordinar los efectivos y se ha alertado a las 36 agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil de la Comunidad Autónoma.

    Todo el operativo se ha dispuesto en plena colaboración y cooperación con la Delegación del Gobierno, para actuar también conjuntamente con la Policía Nacional y la Guardia Civil.

    RECOMENDACIONES A LA POBLACIÓN

    A los ciudadanos se les recomienda asegurar puertas, ventanas (se aconseja mantener las ventanas bien cerradas y las persianas o completamente enrolladas o totalmente bajadas) y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública, y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción que puedan desprenderse.

    Igualmente, se aconseja no usar el coche nada más que en caso de extrema necesidad. En caso de ir conduciendo, se recomienda prestar especial atención ante la posible presencia de obstáculos en la vía y circular por carreteras principales.

    Además, se pide suspender cualquier actividad que fuesen a realizar en zonas altas, como rutas por montaña, en las que el viento se notará con mayor intensidad.

    En caso de encontrarse en zonas marítimas, se recomienda alejarse de las playas, así como de diques, acantilados y, en general, de todos aquellos elementos que estén próximos a rompientes del mar.

    Por otro lado, y dado que Cantabria se encuentra en estos momentos en situación de riesgo elevado de incendios forestales, se solicita a la población un ejercicio de responsabilidad y precaución con el fuego para evitar incendios de difícil extinción ante una situación de fuertes rachas de viento como las previstas. Por este mismo motivo se va a establecer un dispositivo especial de vigilancia, con la colaboración de la Delegación del Gobierno y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

    Por último, Protección Civil recomienda seguir la evolución meteorológica a través de la página web de la Agencia Estatal de Meteorología (www.aemet.es), y hacer un seguimiento de la evolución de los fenómenos a través de los medios de comunicación.

    El teléfono de emergencias es el 112 y que se ofrecerá información actualizada de este fenómeno a través de la página web del Servicio de Emergencias (www.112cantabria.es).

    El consejero explicó que el dispositivo y las recomendaciones a la población pretenden "minimizar esos hipotéticos daños" que se pudieran producir, y destacó que se trata de un supuesto "excepcional" y así "está siendo tratado". "La labor preventiva está activada al cien por cien", incidió.

    Además, solicitó a la población que siga "todas las recomendaciones emitidas", y que, de producirse el fenómeno de vientos con la virulencia que se prevé, "se intente, en la medida de lo posible, no salir de casa durante la tarde-noche del sábado", ya que será "prácticamente inevitable" la caída de objetos, desprendimientos de ramas de árboles y otras situaciones potencialmente peligrosas.