8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 13 de noviembre de 2019

    En Cantabria hay unos 45.000 diabéticos y la prevalencia es del 8%, menos que la media

    En Cantabria hay unos 45.000 diabéticos y la prevalencia es del 8%, menos que la media
    Coral Montalbán, Hospìtal Valdecilla - COLEGIO DE MÉDICOS DE CANTABRIA - ARCHIVO

    SANTANDER, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La prevalencia de la diabetes en Cantabria es del 8 por ciento, inferior a la media nacional, que alcanza el 13 por ciento, pero en los últimos diez años el número de diabéticos ha aumentando en unos 15.000 más y alcanza una cifra aproximada de 45.000.

    Así lo ha señalado la jefa de sección del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Valdecilla, Coral Montalbán, en una entrevista difundida por el Colegio de Médicos de Cantabria con motivo del Día Mundial de la Diabetes.

    Según ha dicho, la prevención y educación en salud es la única solución a corto y medio plazo para controlar la diabetes y, pese a que se están haciendo muchas cosas bien, como reducir el número de diabéticos que desconocen que lo son, se está fracasando en otras relacionadas con los hábitos de vida, porque la prevalencia de la enfermedad aumenta y España encabeza los rankings de países con más obesidad.

    Así, ha explicado que la 'diabetes mellitus' es una de las enfermedades crónicas "más prevalentes" y, según un estudio reciente, cerca del 30% de la población mayor de 18 años presenta algún trastorno del metabolismo de los hidratos de carbono.

    En concreto, la prevalencia de diabetes mellitus es del 13%: un 7% conocida y un 6% oculta. Cantabria mejora las cifras nacionales de diabetes diagnosticada y se calcula que puede haber entre 1-2% de diabetes oculta.

    En cuanto a la evolución de esta enfermedad en la última década, Montalbán ha destacado que en el año 2001 la prevalencia era del 5.5% y en 2006 del 6%. "Hay por lo tanto el aumento de aproximadamente un 2%. En Cantabria implica que un aumento de unos 15.000 diabéticos más en los últimos 10 años", ha dicho.

    A su juicio, uno de los problemas de esta enfermedad, que puede ser "tan invalidante y afectar a múltiples órganos", es que "puede estar presente durante varios años sin dar sintomatología lo suficientemente seria como para que los pacientes consulten a un facultativo. La clínica típica es poliuria, polidipsia y pérdida de peso. Estos síntomas ocurren por en un pequeño número de pacientes", ha precisado.

    En concreto, y según el citado estudio, el número de personas con diabetes que lo desconocía era "muy elevado", hasta un 6% contra un 7% de diabetes diagnosticada. Este hecho constituye, para la especialista, "uno de los retos de los sistemas sanitarios".

    "Se están estableciendo cribados de detección en las poblaciones de riesgo, que están bastante identificadas, pero es complicado acceder a las personas que no acuden a su médico de Atención Primaria", ha explicado.

    También se ha referido a los diferentes tipos de diabetes y ha destacado que "hay muchas caras de un mismo problema, que cursan con complicaciones asociadas muy similares pero características diferenciales que las definen"

    En cuanto al tratamiento, ha recordado que aunque la curación no está disponible, ha experimentado cambios "muy importantes", tanto en los "puramente insulínicos", con diferentes insulinas con un perfil "variable", como en terapias no insulínicas, con una serie de fármacos orales que no producen hipoglucemias y pueden ayudar en la pérdida ponderal y control de la tensión arterial.

    También existen tratamientos inyectables, que no son insulina, y por primera vez, varios medicamentos para tratar la diabetes han demostrado que tienen "efectos protectores" sobre complicaciones de la diabetes como la coronariopatía y la insuficiencia cardíaca y renal.

    PREVENCIÓN

    Respecto a la prevención, ha señalado que es entre los grupos de riesgo donde más recursos se deben invertir y ha considerado que los cambios dietéticos y de estilo de vida son "clave" y pueden retrasar la aparición de la enfermedad "de forma notable".

    "La educación en salud es la clave de la prevención", ha señalado Montalbán, que considera fundamental alimentarse de forma natural y evitar la proliferación de comida procesada, luchar contra el sobrepeso y la obesidad adecuando las ingestas a las necesidades individuales y, finalmente, luchar contra el sedentarismo.

    Este tipo de educación en salud se debe iniciar en los colegios, teniendo y España en poco tiempo está encabezando los ranking de países con más obesidad, a pesar de nuestros orígenes en la dieta mediterránea. La prevención y la educación en salud es la única solución a medio y largo plazo.

    Por último, ha destacado que el Servicio de Endocrinología de Valdecilla cuenta con 12 endocrinólogos y los medios técnicos necesarios para un correcto tratamiento de los pacientes diabéticos.

    Contador

    Lo más leído en Cantabria