Cantabria pide "esperar a que los vientos no sean huracanados" para reformar Constitución

Revilla ve "imposible" cambiar la Carta Magna en el actual clima político, marcado por Cataluña y la irrupción de la ultraderecha

Cantabria pide "esperar a que los vientos no sean huracanados" para reformar Constitución
6 de diciembre de 2018 EUROPA PRESS

SANTANDER, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga, ha hecho este jueves, 6 diciembre, día de la Constitución, un balance "positivo" de nuestra Carta Magna, que está "en plena adolescencia", aunque eso no significa que "orillemos" ni "niguneemos" la propuesta de reformarla, algo que se debe hacer desde "el sosiego y el debate constructivo".

Así, la jefa del Legislativo autonómico ha resaltado tanto el "éxito" como la posibilidad de "ampliación y mejora" de la Ley de leyes, pero sin ser "ingenuos", ya que el cambio debe hacerse a partir de una decisión política "consensuada", porque solo así "habrá soluciones técnicas a las dificultades técnicas".

En relación con esto último, ha evidenciado que en la actualidad "no existe ni el sosiego, ni la tranquilidad, ni el contexto político" para alcanzar acuerdos ni siquiera sobre los temas a discutir. Por eso, Gorostiaga cree que ahora toca celebrar "lo que hemos conseguido todos juntos y quizá esperar a que los vientos no sean huracanados para sentarnos y, de forma sosegada, afrontar la puesta al día de nuestra Ley de leyes".

"La irrupción, tardía en España pero cierta, de formaciones políticas ya no antisistema, sino pre-sistema, con indisimuladas propuestas que nos retrotraen a épocas pasadas, no beneficia a ese necesario caldo de cultivo donde debiera cocerse, a fuego lento, una reforma Constitucional", ha reflexionado la máxima representante de la Cámara regional, para quien la respuesta de los demócratas ante "postulados que plantean reducir, cuando no eliminar, la propia democracia y la igualdad", debe de ser "contundente".

"La Constitución ha sido un dique de contención en estos años contra tentaciones totalitarias", ha valorado la presidenta del Parlamento y dirigente socialista, que ha precisado al respecto que en la actualidad se observan, tanto en los sectores "ultra" como en los "secesionistas", que la libertad de expresión y la convivencia "se pueden poner en peligro".

Pero, a su juicio, han sido los ciudadanos españoles quienes han "impulsado" los cambios logrados en las últimas cuatro décadas, si bien la Carta Magna -como ha precisado- "nos indicó y aún indica el camino y las lindes que nunca debe superar una sociedad democrática".

Con estas palabras, Gorostiaga ha animado a la sociedad a celebrar no solo el 40 aniversario de la "sólida y muy vigente" Constitución, más cuando no hay una regla básica que defina la "fecha de caducidad" de un texto rector como éste, sino "las puertas que nos abrió y los avances que nos ha permitido".

Y de cara a la posible reforma del texto, la presidenta del Parlamento ha citado, a modo de ejemplo, que se podrían reflejar en el mismo los derechos sociales conquistados desde 1978, y "blindar" así los conseguidos en ámbitos como la atención a las personas dependientes, la sanidad pública y universal, y añadir la organización territorial, pues a pesar de los "beneficios objetivos" que conlleva ese sistema "algunos ya proponen demoler" para "regresar a la España una, grande y muy poco libre".

En este sentido, cree también que la Carta Magna debería concretar los mecanismos de relación entre las comunidades autónomas y el Estado, para "evitar la constante interpretación en las zonas competenciales fronterizas".

En su opinión, se deberían incorporar igualmente la integración en una estructura superior como la Unión Europea, donde "nos ha ido mejor sumando esfuerzos que guerreando", el compromiso de lucha contra la violencia de género, el respeto a los derechos de los colectivos LGTBI, o el derecho a la intimidad, honor y propia imagen en el contexto de las nuevas tecnologías (Internet y redes sociales).

O establecer también, como ha proseguido en su discurso, como un valor de la propia Constitución la igualdad pero no de forma "genérica", sino de manera "específica" la "igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres".

Y es que Gorostiaga, que ha repasado los "profundos" cambios normativos y pactos que han girado en torno a esta ley, comparte la opinión del periodista Iñaki Gabilondo de que "el elemento más determinante de la transformación que ha vivido España en estos 40 años es el paso protagonista de la mujer, que ahora mismo es el sector más dinámico y motor de la sociedad".

A este respecto, ha recordado que con anterioridad a la Carta Magna una mujer no podía divorciarse o disponer de sus bienes si no contaba con la autorización por escrito de su marido, en tanto que los trabajadores tenían jornadas laborales de diez horas, tampoco había separación "efectiva" de poderes, los ayuntamientos carecían de autonomía de gestión, los españoles no podían defender sus opiniones políticas ni en España se "respetaban" derechos fundamentales como la igualdad, la libertad religiosa e ideológica, o la vida, ha enumerado la presidenta del Parlamento cántabro.

REVILLA VE IMPOSIBLE LA REFORMA

Tras la intervención de la jefa del Legislativo y la actuación musical del Cuarteto Medicea, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha considerado en declaraciones a los periodistas que reformar la Constitución teniendo en cuenta el actual clima político en España equivale a "soñar".

"Es imposible", ha zanjado el líder del PRC, para aludir así al contexto en Cataluña y, también, a la irrupción de la ultraderecha, con las elecciones en Andalucía. "Pero algún día habrá que hacerlo", ha apuntado, para "blindar" una serie de cuestiones en la Carta Magna, -texto que "no está mal", ha opinado-, algunos de ellos expuestos por Gorostiaga en su discurso. Sin embargo, "ahora mismo", hablar de reforma constitucional es "una quimera" para el regionalista.

PP: EN TIEMPOS DE INCERTIDUMBRE, MEJOR NO HACER MUDANZA

Antes de iniciarse el acto, la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha destacado a los medios la "plena vigencia" y "fortaleza" de la norma, que ha "reconciliado y unido" a los españoles. Sin embargo, "nada en la vida es inmutable", ha recordado la líder de la oposición, partidaria de que el texto se adapte a la evolución del país y de la sociedad.

Pero ha considerado al respecto que solo un "consenso histórico" como del que nació la Carta Magna en 1978 puede modificarla, porque hacerlo con "menos" acuerdo daría pie a una Constitución "ideológica" en la que "media España" se impondría a la otra mitad.

Además, una segunda premisa "fundamental" para la dirigente 'popular' es que la revisión no se haga para "contentar o premiar" a los que han pretendido "liquidarla". En este sentido, ha advertido de que "no procede abrir la Constitución en canal" para poner "en bandeja" -ha dicho- a los populistas la oportunidad de promover un referéndum sobre la Monarquía y a los independentistas o separatistas otro sobre la autodeterminación. "En tiempos de incertidumbre, mejor no hacer mudanza", ha resumido Buruaga, que se ha mostrado a favor de "preservar lo que nos une".

PODEMOS: HAY QUE BLINDAR DERECHOS SOCIALES

Por otro lado, la diputada y portavoz de Podemos, Verónica Ordóñez, ha opinado que la sociedad actual es lo "suficientemente madura" como para abordar la reforma del texto constitucional en el que, a su juicio, se deberían "blindar" derechos sociales logrados en los últimos años.

Para la podemita, la Carta Magna ha sido "francamente útil", pero ha apuntado que la sociedad del 78 no es "la misma" que la actual, de ahí la necesidad de cambios en la máxima ley.

CS: REFORMA SÍ, PERO AHORA NO

Finalmente, el diputado y portavoz de Cs, Rubén Gómez, se ha mostrado de acuerdo con reformar la Constitución, pero ha considerado que no es el momento, menos aún si el cambio se hace para conceder "más privilegios" a los independentistas. Y también pide "moderación", "diálogo" y "consenso".

Contador

Últimas noticias