18 de julio de 2019
14 de enero de 2019

Cantabria tiene un "déficit" de médicos en casi todas las especialidades, según Real

Niega que la falta de anestesistas que han pedido permiso para estudiar oposiciones esté generando problemas en las operaciones

SANTANDER, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, reconoce que en Cantabria hay un "déficit importante" de médicos en "prácticamente todas las especialidades", "más evidente" en la Atención Primaria y en los hospitales comarcales, una situación que, sin embargo, asegura que es "generalizada" en toda España y es "difícil de solucionar" a corto plazo porque aumentar el número de profesionales "no es de hoy para mañana".

Sin embargo, Real sí ha señalado que se pueden tomar algunas "medidas inmediatas" de carácter organizativo y de redistribución y también para incentivar a los profesionales para fomentar que estén dispuestos a trasladarse de un sitio a otro en función de las necesidades asistenciales.

Este tipo de medidas son, según ha señalado Real, las que se valorarán y discutirán en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud anunciado hace unos días por la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, para tratar con las comunidades autónomas el déficit de profesionales.

Real ha insistido en que este tipo de medidas redistributivas, organizativas o de incentivación podrán hacerse pero siempre contando para ellas con el número de profesionales que hay en estos momentos.

En el Consejo Interterritorial, según Real, se podría analizar el agilizar la acreditación de profesionales con titulación extracomunitaria y también la de unidades de formación que la tienen pendiente; la posibilidad de aumentar esas unidades o incrementar el número de residentes en las mismas.

En cuanto al problema del déficit de profesionales, Real ha opinado que en España ha habido "un importante déficit de planificación" en cuanto al número de profesionales a los que se les ha permitido la formación vía MIR, que es, según ha recordado, la "única posibilidad" que existe en España para que un médico pueda trabajar en el sistema público de salud.

Real ha señalado que cualquier medida que se tome ahora para incrementar el número de profesionales no tendrá efecto de hoy para mañana, sino a "años vista" ya que un médico tarda en formarse "al menos 10 años" --6 de carrera y 4 o 5 de especialidad con el MIR--.

REAL ASEGURA QUE NO HAY "NINGÚN PROBLEMA" CON LOS ANESTESISTAS

Por otra parte, la consejera de Sanidad ha sido cuestionada por la supuesta reducción de las operaciones en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla por falta de anestesistas que estarían preparando las oposiciones, una noticia publicada este fin de semana por El Diario Montañés.

Real ha asegurado que ahora mismo "no hay un problema de anestesistas".

Según los datos facilitados por la consejera y por el gerente del Servicio Cántabro de Salud, Benigno Caviedes, ha señalado que hay 67 anestesistas, de los cuales 30 tienen plazo y el resto son profesionales no fijos (interinos, sustitutos...).

Real y Caviedes han señalado que, en la actualidad, trece profesionales han solicitado permiso o reducción de jornada, de los que doce se han concedido y hay uno pendiente de resolver.

La consejera ha señalado que estos permisos son un "derecho" que tienen estos profesionales y "hay que dárselos", para lo que, según ha dicho, como ocurre en otros periodos del año, se ha reorganizado la actividad quirúrgica, priorizándose aquella que no requiere anestesia, como es el caso de la cirugía mayor ambulatoria.

Real ha recordado que la lista de espera también está integrada por todos los pacientes a la espera de una operación, tanto aquellos que necesitan anestesia como los que no, o ingreso o no.

Sin embargo, han aclarado que no en todos los casos estos permisos o reducciones están relacionados con la proximidad de las oposiciones, sino también por otros motivos, como el cuidado de hijos o progenitores.

La consejera ha explicado que la solicitud de este tipo de permisos tanto en periodos de oposiciones o en verano es algo "habitual" y ha señalado que, en estos casos, lo que tienen que hacer las direcciones de los hospitales es "conciliar" el derecho que tienen los profesionales a pedirlas con el de la prestación sanitaria.