28 de octubre de 2020
23 de septiembre de 2020

Cantabria vuelve a liderar la ocupación hotelera en agosto, con un 70%

Cantabria vuelve a liderar la ocupación hotelera en agosto, con un 70%
Turistas en Santillana del Mar - GOBIERNO - ARCHIVO

SANTANDER, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cantabria volvió a liderar en agosto el grado de ocupación de las plazas hoteleras, con un 70,6 por ciento superior al 50% anotado en julio, según datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Tras la región se situaron las comunidades vecinas de Asturias y País Vasco, con un 68,2 y 49,7% de ocupación, respectivamente, mientras que la media nacional fue del 44,2%.

En el octavo mes del año, y segundo tras el levantamiento de las restricciones del estado de alarma por el Covid, los hoteles cántabros -cuyo grado de ocupación fue un 7% inferior al de agosto de 2019- registraron 470.755 pernoctaciones, generadas por 188.648 viajeros la gran mayoría españoles (174.911, que suponen casi el 93% del total). De hecho, si bien lo visitantes nacionales subieron un 0,49%, los extranjeros se desplomaron un -66,8%.

Las noches de hotel -443.899 de turistas nacionales y las 26.857 restantes de internacionales- representan una caída del 16,1% respecto al mismo mes del pasado ejercicio, frente al desplome del 64,3% en todo el país, en tanto que el número global de turistas fue un 12,4% inferior.

La ocupación de plazas del 70% en los hoteles cántabros se elevó al 72% durante los fines de semana y la estancia media de los viajeros fue de 2,5 días, un 4,21% menos.

En agosto abrieron en la región 421 establecimientos, casi un 13% menos, que ofertaron más de 20.500 plazas. El grado de ocupación de las mismas fue del 70,59% (un -7% menos que el año pasado), que se elevó al 72,3% durante el fin de semana (un -3% menos interanual). Esta actividad dio empleo a 2.818 personas en la región, un -13,3%.

Según el INE, los precios hoteleros aumentaron en agosto en Cantabria un 0,88% con respecto al mismo mes del año anterior mientras que en España disminuyeron un -9,65%.

La tarifa media diaria creció un 2,35% aunque el ingreso por habitación disponible disminuyó un 3,43%, mientras que en España la primera cayó un -11,45% y el segundo un -49,3%.

DATOS NACIONALES

En España, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros se desplomaron un 64,3% en agosto respecto al mismo mes del año anterior, hasta sumar 16,8 millones, pese a la apertura de fronteras tras la finalización, a finales de junio, del estado de alarma.

Es el sexto mes consecutivo en el que, como consecuencia de la crisis sanitaria, descienden las pernoctaciones en los hoteles españoles tras las bajadas del 66,5% de marzo, del 100% en abril, del 99,2% en mayo, del 95,1% en junio y del 73,4% en julio.

En agosto, aumentó en casi un millar el número de establecimientos abiertos respecto al mes de julio, pasando de 12.068 a 13.008, aunque esta cifra es un 23,2% inferior a la contabilizada hace un año.

El total de plazas ofertadas en agosto fue 1.196.259, el 61,4% del total. Durante dicho mes, 5,8 millones de viajeros se alojaron en algún establecimiento hotelero, con un total de 16,8 millones de pernoctaciones. Estas cifras suponen un 45,2% y 35,7%, respectivamente, de las estimadas hace un año.

Por su parte, la estancia media de los viajeros en los hoteles españoles bajó en agosto un 21,1% interanual, situándose en 2,9 pernoctaciones por viajero, a pesar de que los precios se abarataron un 9,6%.

Andalucía, Cataluña y las Islas Baleares fueron los destinos principales del total de viajeros en España en agosto, con caídas anuales de variación en el número de pernoctaciones del 53%, 68,9% y 80,2%, respectivamente.

En los ocho primeros meses de este año, el INE indica que se han producido 72,4 millones de pernoctaciones en hoteles españoles, un 69,8% menos que en el mismo periodo de 2019.

LOS RESIDENTES EN ESPAÑA SOSTIENEN LA ACTIVIDAD HOTELERA

Pese a la apertura de las fronteras exteriores, el INE destaca que los viajeros residentes en España sostuvieron en mayor medida la actividad hotelera del mes de agosto, con 4,6 millones de viajeros frente a 1,2 millones de no residentes.

Ello se refleja también en el volumen de pernoctaciones, que alcanzan los 12 millones en el caso de los residentes, frente a los 4,7 millones de los no residentes.

Los viajeros residentes en España tuvieron como destinos principales en agosto a Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana, que presentan tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del -33,2%, -19,8% y -45,9% respectivamente.

BALEARES, DESTINO FAVORITO DE LOS NO RESIDENTES

Por su parte, el principal destino elegido por los no residentes fue Baleares, con un 29,7% del total de pernoctaciones. En esta comunidad, las pernoctaciones de extranjeros bajaron un 85,6% respecto a agosto de 2019.

Los siguientes destinos de los no residentes fueron Canarias (con el 21,6% del total de pernoctaciones y un descenso del 79,9%) y Cataluña (con el 16% del total y una disminución del 88,1%).

Los viajeros procedentes de Francia y Alemania concentraron el 24,3% y el 20,1%, respectivamente, del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en agosto, con caídas del 67% y del 79,4%, respectivamente.

Por su parte, las pernoctaciones de los viajeros procedentes de Reino Unido, Países Bajos e Italia (los siguientes mercados emisores) registraron unas tasas anuales del -94,5%, -73,7% y -85,0%, respectivamente.

RENTABILIDAD DEL SECTOR

La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en el -9,6% en agosto, lo que supone 11,8 puntos por debajo de la registrada hace un año, y 1,4 puntos menos que la registrada el mes pasado.

Por su parte, la facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) fue de 96,8 euros en agosto, lo que supone un descenso del 11,5% respecto al mismo mes de 2019, mientras que el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 44 euros, con una bajada del 49,3%.

Por categorías, la facturación media fue de 193,8 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 110,7 euros para los de cuatro y de 87,1 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías fueron de 83,7, 51,7 y 40,9 euros, respectivamente.

Para leer más