15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 14 de agosto de 2019

    Los cántabros se jubilan mejor pero en un sistema inviable sin reformas, según USO

    Los cántabros se jubilan mejor pero en un sistema inviable sin reformas, según USO
    Gente Mayor, jubilados, pensionistasEUROPA PRESS - ARCHIVO

    SANTANDER, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Un estudio de la Unión Sindical Obrera (USO) revela que Cantabria aumenta el nivel medio de sus pensiones con respecto a España pero presenta serios desequilibrios en su pirámide poblacional, al tiempo que advierte que el actual sistema de pensiones será "inviable" si no se acometen reformas.

    En este sentido, USO ha señalado en un comunicado que las pensiones y el futuro del sistema debe ser uno de los "platos fuertes" que tiene que abordar el próximo Gobierno central cuando se constituya.

    Según un estudio de USO Cantabria utilizando fuentes del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), esta comunidad tiene un total de 141.211 personas que cobran una pensión contributiva, un 9,4% más que hace 10 años, frente al 14,2% nacional. En cuanto a la pensión, un cántabro cobra actualmente de media 1.044 euros, un 33% más que hace una década, y una vez descontada la inflación acumulada (12,12%), el cántabro medio accede a su pensión un 21% más elevada, un 1,7% más que la media del Estado.

    Los trabajadores cántabros que han accedido a una pensión por jubilación por tener los tiempos de cotización mínimos establecidos suman actualmente 86.471, un 14% más que hace 10 años, 5 puntos menos que en el ámbito estatal, que ha crecido un 19% en el mismo periodo.

    La pensión media de un jubilado cántabro es de 1.209,94 euros, un 35% más elevada que hace un decenio y un 23,88% por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC) acumulado en ese periodo. La evolución de las pensiones medias estatales fue dos puntos inferior a la media cántabra.

    En cuanto a la edad media de acceso real a la jubilación, los cántabros que se retiran dentro del Sistema General de la Seguridad Social lo hace 1,7 años más tarde que la media nacional. Los cántabros, según el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE), lo hacen a los 63,9 años de media por los 62,2 años que lo hace el resto de España.

    El eslabón más débil del sistema, las pensiones por viudedad, se incrementaron en el periodo de estudio un 32,8%, cuatro puntos más que la media nacional, y un 20,6% por encima del IPC acumulado. La pensión media de viudedad en Cantabria es de 741,98 euros frente a las 712,19 de la media del Estado. El número de beneficiados actuales en esta modalidad contributiva es de 35.551, un 2% más que hace 10 años. La evolución de receptores de pensiones de viudedad en España creció un 4%.

    Los obstáculos al reconocimiento de incapacidades permanentes en Cantabria, tanto por el INSS como por los Juzgados de lo Social, se ven reflejado en la disminución de personas que perciben ese tipo de pensión. En julio de 2009 existían 13.978 beneficiarios y diez años después eran 13.355, es decir, un 4,4% menos. A nivel estatal se ha elevado un 4%, es decir 8,4 puntos superior a Cantabria. El nivel medio de las pensiones en este colectivo de trabajadores con reconocimiento de incapacidad laboral es de 1.021,97 euros y ha crecido un 14% en 10 años, sólo 1,8% por encima del IPC.

    El costo de las pensiones contributivas en Cantabria mensual a satisfacer por parte de la Seguridad Social asciende a 148 millones de euros. Durante la última década la cifra se ha elevado un 45%.

    SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA EN CANTABRIA

    Actualmente, el 21,6% de la población de Cantabria es mayor de 65 años. Al igual que todos sus vecinos de la Cornisa, la comunidad se sitúa a la cabeza de las más envejecidas. También encabeza el ranking de regiones con menos natalidad no solo de España si no del mundo, con una media de 1,12 hijos por mujer. Todo ello hace, según USO, que mientras en la media del Estado los trabajadores activos que soportan a cada pensionista son 1,99, en Cantabria se reducen a 1,52.

    "Cantabria forma parte de un sistema nacional de Seguridad Social que debe ser revisado para garantizar su supervivencia para las actuales y próximas generaciones. El tiempo se acaba y resulta una irresponsabilidad no buscar fórmulas desde el Pacto de Toledo, dentro de la unidad del sistema como premisa básica y fundamental. Pero también nuestra región necesita dar un giro importante en su modelo económico para evitar la obsolescencia del bienestar social que venimos disfrutando", ha sostenido USO.

    PROPUESTAS

    Para evitar ese "negro escenario", USO apuesta por favorecer la natalidad en Cantabria mediante políticas activas para alcanzar "al menos" la media nacional en un horizonte cercano.

    Fomentar la ampliación voluntaria de la edad jubilación con incentivos económicos; evitar déficits estructurales en el Sistema mediante los Presupuestos Generales del Estado; eliminar topes salariales (máximos y mínimos) sobre los que se aplica los tipos de cotización; la equiparación real de cotización con ingresos de los autónomos; y la potenciación del sector industrial como elemento clave en la sostenibilidad por su calidad en el empleo y altas cotizaciones son algunas medidas de "rápida implementación" que pueden servir de contención al actual deterioro, según USO.

    Para leer más