8 de abril de 2020
27 de junio de 2018

Caótico final del Debate del Estado de la Región pese al medio millar de propuestas aprobadas

Caótico final del Debate del Estado de la Región pese al medio millar de propuestas aprobadas
EUROPA PRESS - ARCHIVO

SANTANDER, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Cantabria ha aprobado, en medio de un caótico final del último Debate del Estado de la Región de la legislatura, casi medio millar de propuestas de resolución --el 75% de la oposición-- de las 667 presentadas, entre las que han destacado varias sobre corrupción, las que han pedido el cese de la consejera de Sanidad, María Luisa Real, o la paralización de los diques de La Magdalena.

También han salido adelante propuestas para reclamar al Estsdo el tren de altas prestaciones a Madrid o la financiación íntegra de Valdecilla.

RETRASOS Y PROBLEMAS EN LAS VOTACIONES

Sin embargo, lo más destacado de este final de Debate del Estado de la Región han sido los problemas y retrasos a la hora de las votaciones.

Esto ha venido motivado tanto por el volumen de proposiciones presentadas, un total de 667 ---545 de la oposición y 122 del PP--, y los problemas de tiempo que han tenido los letrados de la Cámara para contabilizarlas y unificar los sentidos de los votos para distribuirlas en bloques para su votación, lo ha impedido operar como es habitual en estos Debates.

De hecho, a diferencia de años anteriores, las iniciativas no se han votado en el Hemiciclo sino que se haya ratificado el sentido del voto que cada uno de los grupos había presentado, con anterioridad, a los letrados de la Cámara.

A este acuerdo se llegó aproximadamente un par de horas después de que sobre las 13.15 horas concluyera el debate propiamente dicho y después de varios retrasos en la hora de las votaciones, que inicialmente iban a ser a las 14.00; luego sobre las 15.00, llegándose siendo finalmente a una salida sobre las 15.30.

Finalmente, no ha habido una votación como tal de las propuestas en el Hemiciclo, sino que los portavoces de cada grupo se han limitado a ratificar el sentido del voto que habían presentado a los letrados de la Cámara.

CRÍTICAS AL DEBATE DURANTE EL DEBATE

Durante el debate ya algunos parlamentarios, como el del grupo mixto y portavoz parlamentario de Ciudadanos, Rubén Gómez, han aludido al volumen de propuestas de resolución presentadas y lo han atribuido a un Gobierno PRC-PSOE que está "parado, inmóvil" y que "vende humo".

Gómez, que presentó 122 propuestas de resolución, de las que se han aprobado 85 y rechazado 37, fue especialmente crítico con las registradas por PRC-PSOE pese a que finalmente ha votado a favor de la "gran mayoría" de ellas, aplicando lo que él mismo ha denominado el "pues vale".

Una de ellas ha sido la que habla de continuar persiguiendo la corrupción, a la que ha dicho sí pese a considerar que es de una "hipocresía total" tras casos como el de las irregularidades en el Servicio Cántabro de Salud o los acuerdos con el exdirector de Cantur Diego Higuera, y en la que por tanto regionalistas y socialistas "mienten como bellacos".

También ha calificado de "milonga estratosférica" y "palabrería" una de las que hacía referencia a impulsar la energía eólica.

Gómez ha hablado también de algunas de la oposición, como las del PP relativas a política fiscal, en las que anunció que se iba a abstener porque "su modelo" no el de Cs. En este punto, el diputado aprovechó para avanzar que si el Gobierno quiere negociar con Cs tendrá no que congelar tributos sino bajarlo o incluso suprimirlos.

Por su parte, el diputado de Podemos José Ramón Blanco ha comenzado su intervención recordando que las propuestas de resolución no eran de obligado cumplimiento y ha lamentado que, por tanto, quedan en "meros deseos que no se formalizan".

Así, ha criticado que el pasado año no se aprobaran las propuestas de resolución de Podemos dirigidas a hacer un debate "útil".

Al margen de ello, Blanco ha dedicado una parte importante de su intervención a hablar de las propuestas de Podemos en materia de vivienda, entre ellas una para modificar el Estatuto de Autonomía y recoger el derecho a una vivienda digna, la cual no ha salido adelante.

Al igual que el diputado de Cs, Blanco ha criticado la Oficina Anticorrupción anunciada por Revilla, una propuesta que ha calificado "de traca" y se ha preguntado para que se quiere crear si el presidente de Cantabria cree que no hay corrupción en la comunidad.

Por su parte, el diputado del PP, Íñigo Fernández, ha explicado que las iniciativas presentadas por su partido --143, de las cuales un centenar aproximadamente-- van dirigidas a "activar" a una Cantabria que tiene un "Gobierno ausente y dormido".

Fernández ha insistido en sus críticas a la gestión llevada a cabo por el Gobierno PRC-PSOE en los tres años que han transcurrido de legislatura, que, a su juicio, han sido "en blanco" y "perdidos" en los que "lo único" que ha funcionado en Cantabria ha sido "lo que no depende" del bipartito o lo que funciona "a pesar" de él.

Para Fernádez, Revilla llega como el "peor balance" y cree que ha quedado en "evidencia" que el "tiempo de Revilla pasó" y que el Ejecutivo PRC-PSOE está "agotado".

Además, ha criticado el "discurso victimista" de Revilla culpando al hasta hace poco Gobierno central de Mariano Rajoy y ha afirmado que ahora que ha cambiado el color del Ejecutivo, con la llegada del socialista Pedro Sánchez, el regionalista "ha rebajado" sus peticiones y se ha "tirado al suelo" como en los años de José Luis Rodríguez Zapatero.

Y el otro diputado que completa la oposición, el del grupo mixto, Juan Ramón Blanco, ex de Ciudadanos, el Debate que se ha vivido ha sido como un diálogo "de besugos".

Carrancio, que ha visto aprobadas unas 30 de sus 42 propuestas, también ha criticado que algunas de las iniciativas que se han planteado por parte de los grupos ya han sido aprobadas por el Parlamento en plenos anteriores pero que el Gobierno, con su "apatía" no las ha puesto en marcha.

Por su parte, los grupos que sustentan al Gobierno regional en la Cámara, PSOE y PRC, han puesto en valor tanto la gestión del Ejecutivo regional como las propuestas planteadas.

Además, la socialista Silvia Abascal ha criticado la "falta de propuestas" e ideas que, en su opinión, tiene el PP y le ha aconsejado que de cara al diseño del programa electoral para las elecciones autonómicas y municipales de 2019 "se pongan a pensar". "Como sigan así no les van a votar ni los suyos", ha dicho.

Respecto a las propuestas de Podemos, Abascal ha ironizado con el hecho de que la formación morada "no tiene termino medio" ya que en el Debate del Estafo de la Región del año pasado presentaron menos de una decena y en el de este año más de 200.

"Pasan del negro al blanco sin filtros", ha dicho Abascal, que ha acusado a Podemos que hayan presentado propuestas que "han trabajado otros", como distintos colectivos o asociaciones.

Por su parte, la diputada del PRC Rosa Valdés ha defendido que, tras tres años de Gobierno bipartito, la situación de Cantabria es "hoy mucho mejor que la del año 2015" y ha señalado regionalistas y sociaistas van a continuar con la "reconstrucción" de Cantabria y la "acción política para revertir el retroceso económico, la ruina social y el deterioro democrático e institucional que padeció" la región en la pasada legislatura, con el PP.

También ha hecho alusión al cambio en La Moncloa y ha reconocido que "las relaciones de Cantabria con el Gobierno central deben cambiar de rumbo", cerrando la "etapa negra" que, a su juicio, ha supuesto para Cantabria el Gobierno de Rajoy y del exalcalde de Santander Íñigo de la Serna, en la que --ha dicho-- no han atendido las "justas reivindicaciones" de la comunidad.

"No hemos tenido un ministro cantabro en Fomento, sino un fiasco de ministro de Fomento para Cantabria", ha aseverado Valdés, qye ha asegurado que el PRC reafirma su compromiso reivindicativo ante el Gobierno de España.

Valdés ha aprovechado también su discurso para reivindicar la "tolerancia cero" de su partido contra la corrupción y ha acusado al PP de generar "escándalos artificiales".