23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 30 de noviembre de 2009

    Cerrados por la nieve los puertos de Lunada y Estacas de Trueba, mientras que la flota permanece amarrada

    SANTANDER, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Dos puertos de la red de carreteras de Cantabria se encuentran cerrados al tráfico debido al temporal de frío y nieve mientras que, en la mar, la totalidad de la flota de cerco permanece amarrada a puerto.

    En concreto, están cerrados el puerto Lunada, en la CA-643 que va de San Roque de Río Miera al puerto; y el de Estacas de Trueba, en la CA-631 que conecta este punto con la Vega de Pas. Permanecen cerrados desde las 9.45 horas de hoy.

    Además, se precisan cadenas para circular por los de Piedrasluengas (CA-184), Palombera (CA-280), La Sía (CA-665) y Alto del Bardal (CA-284), según información de la Dirección General de Carreteras del Gobierno de Cantabria, recogida por Europa Press.

    También es necesario el uso de cadenas para circular por la CA-185, que va de Potes a Fuente Dé, y por la CA-281, de Puentenansa a Piedrasluengas.

    Cerradas, pero por obras, se encuentran además las carreteras CA-681 (San Miguel de Aras a Fuente las Varas) y la CA-850 (de Treceño a Puente El Arrudo).

    FLOTA AMARRADA A PUERTO

    Por otro lado, la totalidad de la flota de cerco de Cantabria --que aglutina a cerca de 200 barcos-- permanece amarrada a puerto desde el viernes.

    El presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores, Manuel Vinatea, explicó a Europa Press que los barcos no han salido a faenar desde el pasado viernes, cuando pararon su actividad por el fin de semana, y que continuarán amarrados a puerto "hasta que amaine el temporal".