5 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

Cientos de personas protestan contra la anulación de las vacaciones escolares y piden la dimisión de Lombó

Cientos de personas protestan contra la anulación de las vacaciones escolares y piden la dimisión de Lombó
Concentración frente a la Consejería de Educación - EUROPA PRESS

SANTANDER, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cientos de personas, en su mayoría profesores y representantes sindicales, se han concentrado esta tarde frente a la Consejería de Educación para protestar por la anulación de la semana de vacaciones escolares y pedir la dimisión de la consejera, Marina Lombó.

Coincidiendo con esta concentración, a las cinco y media de la tarde, los sindicalistas de la Junta de Personal Docente (STEC, ANPE, TU, UGT, CCOO y CSIF) que permanecían encerrados desde esta mañana en la sede de la Consejería han abandonado su protesta.

Este mismo viernes, la Consejería de Educación ha publicado en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) la orden que establece la primera semana de noviembre (entre los días 2 al 6) como lectiva en los centros no universitarios y suspende así las primeras vacaciones del curso escolar.

Los portavoces sindicales han reprochado a la consejera esta publicación que pone de manifiesto, a su juicio, el "ordeno y mando" con que está actuando la consejera, que "va a hechos consumados", ha afirmado Jesús Aguayo (STEC).

"Esto es una mas de toda la política de gestión de personal que está teniendo la Consejería de Educación, que es incapaz de dialogar, incapaz de llegar a ningún tipo de acuerdo con ningún representante ni del profesorado ni de la comunidad educativa en general", ha dicho.

También ha explicado que este sábado, a las 18,30 horas, habrá reunión del Consejo Escolar y de la Mesa Sectorial, donde los sindicatos van a volver a expresar su rechazo a la medida, para, a continuación, abandonar ambos organismos al considerar que "es un paripé que no sirve para nada".

En la misma línea, Rut Trueba (ANPE), ha señalado que tras la publicación de la orden en el BOC, la Junta Personal "va a estudiarlo e impugnarlo judicialmente" para que no se lleve a cabo una medida que, a su juicio, supone una "falta de respeto" hacia familias, docentes y sociedad en general y una "falta de conocimiento de lo que es el mundo educativo".

Ha anunciado que los sindicatos van a seguir con sus movilizaciones y protestas, como la huelga ya convocada, en rechazo a una medida "sin argumento y sin informe de salud publica que lo avale".

Por su parte, Laura Guate (UGT) ha afirmado que ante esta "situación insostenible" y la "absoluta falta de negociación" de la Consejería, "no nos queda más remedio que utilizar las armas que nos permite la ley para manifestar nuestro total desacuerdo ante una situación que viene impuesta de manera unilateral".

Según Guate, desde el inicio de esta legislatura las decisiones se han venido tomando desde la Consejería de Educación "sin ningún consenso" y "esto no es más que la gota que colma el vaso".

"Es una medida que afecta a todos los centros educativos y a todos los alumnos, que los mantiene como rehenes y que no responde a ningún criterio sanitario a priori" y que "era innecesaria", ya que desde el Gobierno se podían haber tomado "de una manera valiente" otra serie de medidas que impidieran que los alumnos fueran "rehenes en casa y con ellos sus familias", ha dicho.

A su vez, Isabel Rodríguez (TÚ) ha considerado que "esto es una prueba más de la dictadura que estamos viviendo con este Gobierno" sin que existan "medidas sanitarias que amparen en ningún caso esta medida". También ha reprochado que se tome una decisión antes de negociar con las organizaciones sindicales.

Por último, Mario San Vicente, del Colectivo de Estudiantes, ha expresado el apoyo de esta organización a las reivindicaciones de los sindicatos educativos y ha criticado la "falta de coherencia" de la Consejería por tomar una decisión "de un día para otro".

Para leer más