15 de octubre de 2019
21 de julio de 2014

El comercio minorista rechaza la liberalización de horarios propuesta por la Cámara

Comerciantes minoristas, "sorprendidas" por una decisión que "pondría en riesgo la viabilidad de muchos comercios" cántabros

SANTANDER, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Representantes del comercio minorista de Cantabria han valorado negativamente la propuesta de liberalización de horarios para los meses de verano y en todo el municipio de Santander realizada por la Cámara de Comercio de Cantabria.

Se trata de una propuesta que, según dicen, "beneficia a diez multinacionales y perjudica a más de 8.000 comercios de Cantabria", por lo que les resulta "difícil de asumir" que sea defendida por la comisión de comercio de la Cámara.

Para los representantes del comercio minorista, quienes hayan "avalado con su voto o abstención" esta propuesta tendrán que "explicar detalladamente a sus compañeros de profesión los motivos por lo que lo han hecho". Y es que "no es una decisión de mero trámite", sino que la misma puede "repercutir muy negativamente en la viabilidad económica de todos los comercios de Santander y del resto de Cantabria".

En este sentido, y en un comunicado, representantes de los comerciantes minoritas recuerdan que la Ley de Comercio de Cantabria indica que el informe de la Cámara de Comercio y el de las asociaciones de comerciantes más representativas de Santander son los "únicos" a tener en cuenta por parte del Ayuntamiento a la hora de poder valorar este tema. De ahí la "decepción" por una decisión que entienden "enormemente lesiva" para el comercio de la región.

Por su parte, valoran positivamente las posturas de las asociaciones de consumidores y la de los representantes de todos los trabajadores en este aspecto, considerando que el proyecto aprobado hace dos semanas por el Consejo de Ministros, por el que se declara Santander como Zona de Gran Afluencia Turística, "llega en el peor momento". Además, "no había sido demandado por nadie en nuestra región salvo por las grandes superficies".

"HACERNOS COMULGAR CON RUEDAS DE MOLINO"

Tras aclarar que el objeto del asunto es "hablar de zonas de afluencia turística, no de empresas determinadas", los pequeños comerciantes reflexionan que señalar El Alisal, Peñacastillo o Nueva Montaña como zonas turísticas es "hilar muy fino y tratar de hacernos comulgar con ruedas de molino".

A estos representantes tienen también la "gran duda" de saber cuántos turistas que llegan a Santander les han preguntado a los miembros de la comisión de la Cámara de Comercio por estas zonas anteriormente citadas para hacer turismo.

Finalmente, indican que los representantes de los minoristas están trabajando nuevas propuestas para dinamizar el comercio de Santander, que próximamente presentarán al Ayuntamiento y al Gobierno de Cantabria.

Para leer más