6 de agosto de 2020
5 de marzo de 2014

Comienza el derribo de un edificio en ruina en la calle Canalejas

Es la propiedad del inmueble la que ejecuta la demolición, tras el requerimiento del Ayuntamiento

Comienza el derribo de un edificio en ruina en la calle Canalejas
AYUNTAMIENTO

SANTANDER, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los trabajos de derribo del edificio ubicado en el número 3 de la calle Canalejas, que había sido declarado en ruina, han dado comienzo, según ha informado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien ha explicado que es la propiedad del inmueble la que ejecuta la demolición, que fue requerida por el Ayuntamiento.

Se trata de una construcción de 1920, según consta en el Catastro, de 547 metros cuadrados construidos, en una parcela de 113 metros cuadrados, a base de muros de carga de piedra y forjados y pilares de madera. La cubierta es de ripia y con un acabado de chapa metálica sobre una estructura de vigas y viguetas de madera.

Exteriormente, el edificio presenta un deficiente estado de conservación. La fachada oeste está formada por una cobertura de tablas de madera, que se encuentran en estado de podredumbre en varios puntos. Los balcones, aleros y resto de elementos volados también están en mal estado, según informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

Tal y como precisan los informes técnicos, la cubierta tiene importantes puntos con problemas estructurales debido a las constantes filtraciones, y se aprecia vegetación acumulada y un pésimo estado de canalones y bajantes, además de filtraciones en varias estancias.

En cuanto a la estructura, en los forjados de planta se observan numerosos puntos en los que las viguetas están partidas debido al estado de podredumbre, en especial en las zonas húmedas. En su interior, el edificio muestra el resultado de muchos años sin el adecuado mantenimiento, con humedades, filtraciones, carpinterías rotas, instalaciones obsoletas e ineficaces, etc.

"Desde el Ayuntamiento de Santander, seguimos velando por la conservación y el mantenimiento en buen estado de conservación de los edificios de la ciudad, con ayudas y acciones que van encaminadas a favorecer la reparación de los mismos y, paralelamente, eliminar los riesgos de aquellos inmuebles en estado ruinoso", señala Díaz.