25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 13 de octubre de 2010

    Comienza hoy el juicio contra el anciano de 89 años que mató de un disparo a un vecino en Esles

    SANTANDER, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Hoy, miércoles 13 de octubre, comienza en la sección primera de la Audiencia Provincial de Cantabria el juicio contra el anciano de 89 años acusado de matar de un disparo a un vecino de 41 y que le ayuda en la ganadería de su propiedad, en la localidad de Esles de Cayón.

    El juicio, con jurado popular, se celebrará hasta mañana, jueves día 14. Según el escrito del Fiscal, que pide 15 años de prisión para Domingo C.O., el acusado residía en Esles en compañía de su sobrino y de la familia de éste.

    A la casa acudía a menudo Juan José Cobo, quien ayudaba a la familia en las labores de cuidado de la ganadería, y con quien el acusado mantenía una relación tensa, al menos desde un año y medio antes de que ocurrieran los hechos, ya que el anciano no estaba de acuerdo con la presencia y el trabajo que desarrollaba la víctima con quien había mantenido diversos enfrentamientos verbales.

    Según relata el Fiscal, sobre las 21,40 horas del 2 de noviembre de 2009, Juan José se encontraba trabajando en la cuadra anexa al domicilio del imputado, mientras que éste y su familia se hallaban en el interior de la vivienda.

    En un momento dado, y como el acusado sabía que a esas horas la víctima estaba ocupándose del ganado, se dirigió al lugar donde guardaba la escopeta de caza, propiedad de un sobrino suyo, cogió el arma, y se fue a la cuadra.

    Según el escrito de acusación del Ministerio Público, la escopeta estaba cargada con un cartucho, ya que dos días antes el anciano la había cargado personalmente con la intención de tenerla preparada y disparar a Juan José.

    Así, el acusado, "con evidente intención de acabar con la vida" de su vecino, y sosteniendo el arma con sus manos, se aproximó al lugar en el que se encontraba la víctima y, sin mediar palabra, y de forma totalmente sorpresiva, le apuntó y disparó a la altura del tórax, sin darle ninguna posibilidad de reaccionar frente al ataque "y asegurándose con ello la ejecución del hecho".

    Juan José Cobo falleció en el acto a consecuencia del disparo recibido ya que los proyectiles que formaban el cartucho le alcanzaron diversas partes del cuerpo, perforando distintos órganos vitales, entre ellos, el pericardio y el corazón, causándole la muerte por taponamiento cardíaco.

    El escrito del Fiscal refiere que en el momento de ocurrir estos hechos, el acusado presentaba un deterioro cognitivo leve a moderado de origen orgánico, que le influía en su capacidad de razonamiento. Desde el 3 de diciembre de 2009 se encuentra en situación de prisión provisional atenuada en el centro hospitalario-psiquiátrico Padre Menni.

    En cuanto a la víctima, de 41 años, estaba soltero y tenía padres y dos hermanos.

    PENAS

    El Fiscal considera los hechos constitutivos de un delito de asesinato, del que es autor el acusado, en quien concurre la atenuante de alteración psiquiátrica, y solicita 15 años de prisión, con prohibición de aproximarse durante veinte años en una distancia inferior a 200 metros a los familiares de la víctima.

    Además deberá indemnizar a los padres del fallecido con cien mil euros por la muerte de su hijo y por los daños morales causados, y con 15.000 euros a cada uno de los dos hermanos de la víctima.

    Por su parte, la acusación particular eleva la pena de prisión solicitada para el acusado a veinte años; pide que se le prive de residir en el mismo municipio que los padres de la víctima y en el que cometiera el delito, y solicita una indemnización de 125.000 euros para los padres del fallecido y de 30.000 para cada uno de los dos hermanos.

    En cuanto a la defensa del imputado solicita para su patrocinado cinco años de prisión y se muestra conforme con las peticiones del Ministerio Fiscal respecto a la responsabilidad civil.