10 de diciembre de 2019
6 de septiembre de 2018

La concejala de Santoña Nanda Linares dejará el equipo de Gobierno tras confirmarse su condena

Abascal cree que esto es "lo más aconsejable" y asegura que si ella no dimite, él la cesará

SANTANDER, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La edil de Activa Santoña Nanda Linares ha comunicado al alcalde, Sergio Abascal (PSOE) su intención de dimitir de forma "inmediata" como integrante del equipo de Gobierno municipal tras confirmar la Audiencia Provincial la condena de cárcel por un delito de revelación de secretos, una renuncia que aún no ha materializado pero que si no se produce será forzada por el regidor que la cesara.

Así lo ha confirmado a Europa Press el alcalde tras publicar este jueves El Diario Montañés que la Audiencia Provincial de Cantabria ha ratificado su condena a la edil e integrante del tripartido de Gobierno a un año y dos meses de prisión y a una multa de más de 3.000 euros por difundir una conversación privada de dos compañeras de su antiguo partido, UPyD, a través de Skype.

Por esos hechos, ocurridos en mayo de 2012, la edil fue condenada en enero de 2016 por el Juzgado de lo Penal Número 3 de Santander en una sentencia que no es firme y en la que, además, se suponía la ejecución de la condena durante dos años con la condición de no volver a delinquir en este tiempo.

La edil recurrió pero la Audiencia Provincial ha confirmado en abril la condena en una sentencia que no había trascendido hasta ahora, en la que desestima el recurso de Linares.

Pese a que la sentencia está fechada el 4 de abril, Abascal ha negado tener conocimiento de ella hasta ahora y ha explicado que fue la propia concejal le ha comentado el fallo en una conversación que se produjo "ayer" o "anteayer" y le informó de su intención de dejar el equipo de Gobierno, que integran PSOE, PRC y Activa Santoña.

De hecho, ha asegurado no haberla leído y ha señalado que ninguna de las partes la ha registrado o presentado en el Ayuntamiento, con lo que lo que sabe de ella es lo que le ha explicado la edil y lo que se ha publicado en los medios de comunicación.

EL ALCALDE CREE QUE LA RENUNCIA ES "LO MÁS ACONSEJABLE"

Abascal considera que esta renuncia, que aún no se ha formalizado, es "lo más aconsejable" y ha insistido en que, de todas formas, si la edil no dejara por propia voluntad el equipo de Gobierno, él la cesaría, "no por imperativo legal" --ya que la sentencia no obliga a ello-- sino por una "cuestión ética y moral".

Sin embargo, el alcalde ha asegurado que no sabe si Linares dejará o no su acta como concejal de la Corporación de Santoña y ha señalado que eso es una decisión "personal" de la edil.

Respecto a la sentencia condenatoria, Abascal ha aclarado que es "ajena" a la actividad municipal desarrollada por la edil en esta legislatura ni con ilícitos que tienen que ver con la corrupción, sino que versa sobre "cuestiones privadas" e internas" de su anterior partido, UPyD, y de la etapa de Linares en éste. También ha insistido en que la sentencia no obliga a dimitir.

UPYD PIDE LA DIMISIÓN O CESE DE LA EDIL Y OLACANTABRIA DEL TRIPARTITO

Tras conocerse la desestimación del recurso que la edil había presentado a la sentencia, varios partidos, entre ellos UPyD, partido al que pertenecía Linares y las otras dos compañeras de las que reveló una conversación, han pedido la dimisión de la edil.

Además, OlaCantabria ha exigido además la dimisión de todo el tripartito municipal, al considerar que PRC y PSOE han "ocultado" el fallo judicial desde abril, algo que, según Abascal, es "mentira".

De hecho, el regidor ha señalado que la fecha de la sentencia es de abril pero desconoce cuándo se ha notificado a las partes. Además, ha llamado la atención sobre la coincidencia de que después de haber pasado meses después de ser dictada sea publicada este jueves, coincidiendo con el pregón de las fiestas de Santoña.

Por su parte, UPyD ha puesto en duda ue Linares "tenga la necesaria decencia política" para dimitir y espera que el alcalde "la despoje de sus cargos dentro del equipo de Gobierno".

El diputado adjunto de UPyD Cantabria, Álvaro Martín, ha señalado en un comunicado que el motivo de la salida de Linares del partido fue esta revelación de secretos y no la "falta de democracia interna" a la que aludió la edil cuando dejó el partido junto a Juan Ramón Carrancio, actualmente diputado en el Parlamento de Cantabria y que tras UPyD pasó por Ciudadanos, partido que también abandonó.

Por su parte, la portavoz de OlaCantabria en Santoña, Lidia Laso, solicita al equipo de Gobierno municipal "explicaciones públicas sobre el silencio existente" sobre este fallo judicial.

Igualmente, considera que Linares ya debía haber sido cesada de su cargo por sus socios de Gobierno. "Nanda Linares lleva meses cobrando de todos los santoñeses su sueldo como concejala cuando el equipo de Gobierno municipal, con el alcalde socialista Sergio Abascal, debería haberle cesado de su cargo", ha aseverado.

OlaCantabria ha recordado que el PP y Santoñeses pidieron, tras el primer fallo judicial (de un juzgado de lo penal), la destitución de Linares, si bien Abascal, con su voto de calidad, "impidió en un Pleno su destitución y argumentó que se debía esperar a una sentencia firme que ahora ha llegado".

El propio Abascal se ha ratificado este mismo jueves en las razones que en su día dio en el Pleno para que no destituir a la edil en ese momento dado que la sentencia no es firme.

LA SENTENCIA

En la sentencia del Juzgado de lo Penal ratificada por la Audiencia Parovincial se considera probado que la edil remitió desde su correo electrónico a un compañero la transcripción del contenido de una conversación mantenida por Asunción Puente Lazcano, con una tercera persona, Ainhoa Maye, por Skype, "conociendo que se había obtenido sin su permiso, de forma furtiva, y ello con la finalidad de dar a conocer su contenido" por "rencillas" debidas a las elecciones en el seno de la organización territorial de UPyD.

La edil presentó recurso alegado que ella recibió desde el ordenador de Carrancio copia de dicha conversación y se la reenvió a otro concejal. Además, sostenía que la conversación revelada como secreta lo fue únicamente entre los militantes de dicho partido político, tratándose de una conversación de carácter conspiratorio que dibujaba la estrategia de la coordinadora del partido, Asunción Puente, que es la demandante, para ganar las elecciones internas.

Además, señalaba que, "al entender que el ámbito en el que suceden los hechos es el político y no el personal, la recurrente entiende
que los hechos carecen de tipicidad a efectos penales debiendo analizarse desde un prisma exclusivamente político, a la vista del derecho de participación política".

Sin embargo, la Audiencia en su sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, confirma la sentencia al considerar que la conducta aquí enjuiciada "encaja plenamente" en el tipo penal de revelación de secretos porque ha quedado "plenamente acreditado" que la acusada cuando envió el correo y que "necesariamente tenía que ser conocedora de que estaba divulgando una conversación privada entre terceras personas obtenida de forma ilícita, vulnerando con dicha conducta el derecho a la intimidad" de ésta.

También considera la Audiencia que no cabe apreciar la concurrencia
de causa de justificación alguna, "máxime cuando la propia
acusada ha reconocido que tal divulgación perjudicó de
forma efectiva" a la demandante, que perdió las elecciones internas a las que optaba, al conocerse su estrategia política.