20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 14 de noviembre de 2014

    Condenan al PSOE a pagar 43.266 euros de unas obras en la sede de Renedo que encargó el secretario local

    Se hicieron en un establecimiento que compraron varios militantes, entre ellos Gorostiaga, y con el conocimiento "de todos"

    SANTANDER, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia de Cantabria ha condenado al PSOE de Cantabria a abonar 43.266 euros a una constructora por unas obras realizadas en la sede del partido en la localidad de Renedo de Piélagos y que fueron encargadas por el secretario general de la agrupación socialista en el municipio, Antonio Arce.

    La Sección Cuarta desestima así un recurso interpuesto por el PSC-PSOE y confirma el fallo dictado previamente por el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Santander, que concluyó que había un reconocimiento "tácito" de los trabajos encargados y realizados, así como del coste de los mismos.

    De hecho, así lo reconoció en el juicio el entonces secretario de Organización y Administración del partido en Cantabria, Jesús Morlote, que era apoderado de la formación, y que manifestó que conocía las obras y el precio de las mismas "a nivel de comentario".

    Según las sentencias, recogidas por Europa Press, el secretario general de la agrupación socialista de Renedo encargó las obras para la futura sede del partido en la localidad, en un local que habían comprado varios militantes, entre ellos la propia secretaria general del PSC-PSOE, Dolores Gorostiaga, que también declaró en el juicio. En concreto, reconoció que las obras eran "en beneficio del partido, no de los copropietarios", y admitió además que las llaves las tenía a su disposición la formación "desde el principio".

    Ante esto, el juez de instancia consideró que el PSOE no puede ampararse en que no hubo encargo ni autorización para llevar a cabo las obras porque "fueron encargadas por quien no disponía de poder para ello", ya que los trabajos se desarrollaron "con el conocimiento de todos".

    Además, "en ningún momento" el partido paralizó los trabajos, ni expuso sus quejas u oposición a los mismos. Es más, no se ha reclamado "nada" a Antonio Arce por ese contrato supuestamente no autorizado ni se ha pedido la nulidad del mismo.

    "El PSOE ha admitido las obras y desde que se hicieron las mismas está disfrutando de su resultado, al estar situada la sede del PSOE de dicha localidad en ese local", concluía el juez, que entendía que hubo una "autorización tácita", extremo que comparte ahora en su sentencia la Audiencia de Cantabria.

    Por ello, condena al PSC-PSOE a abonar a la constructora que hizo los trabajos el coste de los mismos, que ascienden a 43.266 euros.

    Para leer más