26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 22 de marzo de 2008

    La Consejería de Justicia propondrá un plan de choque para paliar los posibles retrasos creados por la huelga

    Mediavilla convocará para el viernes una reunión con los representantes del Poder Judicial en Cantabria

    SANTANDER, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria propondrá un plan de choque ante los posibles retrasos creados por las once jornadas de huelga de los empleados públicos en la Administración de Justicia, informó el Ejecutivo en nota de prensa.

    El titular de Justicia, Vicente Mediavilla, convocará este mismo lunes al presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJC), César Tolosa, y al secretario de Gobierno, Luis Sanz, a una reunión de trabajo que se celebrará el próximo viernes, 28 de marzo, con el objeto de acordar las posibles medidas para poner al día aquellos asuntos judiciales que se hayan visto afectados por las jornadas de paros.

    Tras el estudio pormenorizado del informe con las posibles repercusiones, Mediavilla ha adelantado que la Consejería de Justicia y el TSJC adoptarán conjuntamente las medidas de refuerzo necesarias para agilizar el trabajo de la Administración de Justicia que "acabe definitivamente con los retrasos y atascos suscitados".

    El consejero de Justicia cree necesario aplicar "cuanto antes" estas medidas con el objetivo de "seguir mejorando la percepción que tiene el ciudadano de la Justicia y ser capaces de insistir y llevar a cabo los proyectos para que sea percibida como un servicio ágil, eficaz y seguro".

    Por ello, Mediavilla afirmó que el Gobierno de Cantabria acometerá diversos proyectos de mejora de medios materiales y personales para que a medio y largo plazo se produzca una reforma integral de la Justicia en Cantabria.

    El consejero señaló que este objetivo de agilizar su administración y mejorar su imagen es competencia no sólo del Gobierno de Cantabria sino también del Consejo General del Poder Judicial, el Ministerio de Justicia, y partidos políticos, e incluso las Cortes Generales, que deberán aprobar las reformas necesarias para mejorar estructuralmente este servicio público esencial.

    NOMBRAMIENTO DEL CGPJ.

    En este sentido, Mediavilla apeló a la responsabilidad de los dos grandes partidos del país para que en la nueva Legislatura que comienza ahora alcancen los necesarios acuerdos para la renovación de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), máximo órgano de gobierno de los jueces y magistrados.

    El consejero cree que acabar con el actual "bloqueo" del proceso de renovación de sus miembros "ayudará a recobrar la confianza en la Justicia de España". Además, a su juicio, este "gran acuerdo" entre los dos grandes partidos conseguirá conformar un Consejo "con mayores garantías de independencia", finalizando con una "situación insostenible que daña profundamente la imagen de la Justicia de todo el país".