24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 31 de octubre de 2010

    El consumo de pescado fresco se sitúa en Cantabria en 18,7 kilos por persona y año, el segundo mayor de España

    En total, el consumo de productos de pesca se eleva en la comunidad autónoma a 37,3 kilos per cápita, un 35,6% más que la media nacional

    El consumo de pescado fresco se sitúa en Cantabria en 18,7 kilos por persona y año, el segundo mayor de España
    EP

    SANTANDER, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El consumo de pescado fresco se sitúa en Cantabria en 18,7 kilos por persona y año, 6,5 kilos más que la media y el segundo mayor de España, según un informe elaborado por Mercasa, con datos del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino.

    Según dicho informe, consultado por Europa Press, en total, el consumo de pesca en Cantabria se sitúa en 37,3 kilos por persona y año, un 35,6 por ciento (9,8 kilos más) superior a la media nacional que es de 12,2 kilos.

    El estudio pone de manifiesto que el consumo de productos de la pesca más notable se asocia en la comunidad autónoma al pescado fresco , con 18,7 kilos por persona y año, lo que representa un 50,1% del consumo total de productos de la pesca, seguido del de marisco y molusco frescos (7 kilos per cápita) el 18,7% del consumo total, y el segundo más elevado tras Asturias (7,4 kilos).

    Le siguen en consumo las conservas de pescado y molusco (4 kilos per cápita, igual que la media) que representan el 10,7% de consumo. Por su parte, los mariscos, moluscos y crustáceos congelados y cocidos representan consumos menores, alcanzando los 4,8 kilos por persona al año (superior a la media que es de 3,4 kilos) y representa un 12,8 por ciento del consumo total de productos de la pesca, mientras que los pescados congelados suponen 3,5 kilos per cápita (también más que la media que es de 3,1 kilos) y suponen el 9,3% del consumo total.

    A nivel nacional, el informa destaca que por comunidades autónomas, Asturias y Cantabria cuentan con los mayores consumos de pescados, mientras que, por el contrario, la demanda más reducida se asocia a Canarias y Baleares. En total, en 2009, los hogares españoles consumieron 1.262 millones de kilos de pescados y gastaron 8.765 millones de euros en estos productos. En términos per cápita se llegó a 27,6 kilos de consumo y 191,7 euros de gasto.

    El consumo más notable se asocia al pescado fresco (12,2 kilos por persona y año), lo que representa un 44,2% del consumo total de productos de la pesca, seguido del marisco y molusco frescos (4,8 kilos per cápita y 17,5% del consumo total) y de las conservas de pescado y molusco (4,0 kilos per cápita y 14,5% de consumo).

    Por su parte, los mariscos, moluscos y crustáceos congelados y cocidos representan consumos menores, alcanzando los 3,4 kilos por persona al año (12,5% del consumo total de productos de la pesca), mientras que los pescados congelados suponen 3,1 kilos per cápita y el 11,2% del consumo total.