27 de mayo de 2019
  • Domingo, 26 de Mayo
  • 9 de abril de 2010

    CORE denuncia el inicio "ilegal" del proyecto eólico de Vestas, en Celada

    Critican la colocación de dos "gigantescas" antenas "de más de 90 metros" en una zona de interés natural, histórico y cultural

    SANTANDER, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Plataforma CORE (Cántabros por la Ordenación Racional de la Energía Eólica) denuncia el inicio "ilegal" de un macroproyecto eólico en el monte Cotío de Celada Marlantes (Campoo de Enmedio) en una zona de "especial interés arqueológico, patrimonial y natural".

    "Rodeadas del oscurantismo a que nos tienen acostumbrados el Gobierno de Cantabria, todo parece indicar que las obras iniciadas por la multinacional Vestas carecen de las preceptivas autorizaciones y licencias del Ayuntamiento de Campoo de Enmedio, la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo, y de las Consejerías de Industria, MedioAambiente, Cultura y Desarrollo Rural", asegura la plataforma.

    En un comunicado, CORE explica que el proyecto para instalar un prototipo de aerogenerador de 150 metros de altura se ha iniciado con la colocación de dos "gigantescas" antenas "de más de 90 metros" en una zona definida recientemente por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Ejecutivo cántabro como "zona arqueológica del mayor interés para el patrimonio cultural y la historia de Cantabria".

    Añade que este lugar es "parte de un teatro de operaciones" de las denominadas "Guerras cántabras", y afecta al campamento romano de La Poza y al castro cántabro de Las Rabas, además de "destrozar" la vía romana de Peña Cutral, que comunica con la cercana Julióbriga.

    Por otra parte, CORE destaca que se trata de un espacio "de alto valor ecológico y medioambiental", ya que está incluido en la Red Natura 2000, la ZEPA (Zona Especial Protección para las Aves) del embalse del Ebro y declarado como Refugio Nacional de Aves Acuáticas.

    Asimismo, "a menos de 2 kilómetros" existen "importantes" colonias de cría de aves, en Quintanilla y Horna, además de ser un lugar de paso "importante" de especies protegidas en su migración hacia el sur.

    Por último, señalan que las "gigantescas antenas de acero y hormigón de más de 90 metros de altura que se están instalando también suponen un peligro para la seguridad de las personas", al ubicarse cerca del mirador final de la senda natural de Peña Cutral, acondicionado por la Consejería de Medio Ambiente.

    La Plataforma CORE está integrada por ADIC, ARCA, Asociación ARCERA, Cantabria Nuestra, Federación ACANTO, Foro Becedo, Fundación Naturaleza y Hombre, Mortera Verde, SEO/Birdlife y Revista Cantárida