18 de octubre de 2019
5 de septiembre de 2009

Creada en la zona sur de Cantabria una plataforma contra el plan eólico

SANTANDER, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de asociaciones de la zona sur de Cantabria han creado la 'Plataforma para la Defensa de los Valles del Sur de Cantabria', colectivo que se opne al desarrollo eólico del Plan Energético Regional proyectado por el Gobierno de Cantabria.

Esta plataforma integra, hasta la fecha, a las asociaciones Arba (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono), la asociación Txirpial de Educación Ambiental y Guías de la Naturaleza, las de carácrer cultural Costumbria y Arcera, y la coordinadora Salinas, junto a 15o personas a título individual.

Según explicó a Europa Press uno de sus promotores, Miguel Martínez, de Arcera, esta plataforma surge de la preocupación de gente de la comarca vinculada a los movimientos ecologistas, el turismo rural y el arte románico ante la preocupación por los efectos que puedan tener en la zona sur de Cantabria los proyectos de parques eólicos del Gobierno, que esperan que recapacite su planteamiento.

Así, señalan que el proyecto ha preseleccionado 12 polígonos eólicos en Valdeolea, Valdeprado y Valderredible, que sumarían entre 175 y 235 molinos de viento, que podrían alcanzar los 370 en función del tamaño.

"Ni los primeros ni los segundos caben en los polígonos preseleccionados, por lo que habrá aún más posibles ubicaciones en la zona que no se mencionan", entre las que citan lugares "de gran valor natural" como Bigüenzo, Monte Hijedo.

La plataforma incide en que los bosques que existen en esta zona ya contribuyen a reducir el cambio climático. Además, recuerdan el patrimonio cultural de la comarca, con las iglesias rupestres y románicas.

Este colectivo, que a su vez está integrado en la plataforma 'Cantabria por la energía eólica racional' que forman grupos ecologistas y conservacionistas de la región, precisa que no está en contra de la energía eólica, sino de la "forma en cómo se está implantando" y de "cómo se está malinformando sobre el tema", además de cuestionar que el desarrollo eólico no haya sido sometido a Evaluación Estratégica Ambiental, ni que obedezca a un Plan de Ordenación del Territorio previo.

Como alternativa proponen aerogeneradores de carácter intermedia a los de 2kw de uso doméstico y a los de 2, 2,5 y 3 Mw . "Uno o varios aerogeneradores intermedios serían suficientes para dar electricidad a una mancomunidad de pueblos como Valderredible, Valdeolea o Valdeprado y entre todos serían incluso fácilmente costeables y ubicables en lugares no impactantes".

De esta forma, "se podría tener la energía gratis e incluso ofrecérsela a pequeñas empresas como un aliciente para asentarse en la zona y crear así bases firmes de desarrollo económico y demográfico", sostienen.

La plataforma cita entre los problemas que generan los molinos de viento el ruido de las aspas y los rotores, el impacto visual y paisajístico; la apertura de pistas, destrucción de terreno e impacto en la vegetación; y la construcción de la estación transformadora, con las líneas de alta tensión y torretas.

También se refieren a los impactos sobre la fauna y la mortandad de las aves, recordando que en los tres valles del sur de Cantabria crían dos especies incluidas en el Catálogo de especies amenazadas de Cantabria como vulnerables, el aguilucho palido y el cenizo.

Esta plataforma ha comenzado con iniciativas como el reparto de folletos informativos en las fiestas locales, en las que aseguran haber encontrado una "acogida muy buena", y distribuyen por Internet un vídeo en el que se simula el impacto de los aerogeneradores en la zona.

PROYECTO EN PEÑAMORA

Además, advierten de que, al margen de los proyectos del desarrollo eólico, se encuentra uno en tramitación, sometido a información pública, en Peñamora, en Valdeprado, situado entre las provincias de Palencia y Cantabria.

Explican que está promovido por la Empresa de Energía Eólica y Renovables S.L. de Castilla y León y estaría compuesto por 12 aerogeneradores de 2 MW de unos 100 metros de altura, con lo que en total sumaría 24 MW.

Según detallan, afectaría en Aguilar de Campoo a los concejos de Quintanas de Hormiguera y Villanueva de Henares; y en Valdeprado del Río a los de Sotillo-San Vitores, Candenosa, y Hormiguera.