15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 31 de agosto de 2009

    Crece casi un 3% el número de viajeros en alojamientos extrahoteleros cántabros en julio y un 2,4% las pernoctaciones

    SANTANDER, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Más de 110.300 personas pasaron en el mes de julio por los alojamientos extrahoteleros de Cantabria (apartamentos, campings y turismo rural), donde realizaron en total 469.752 pernoctaciones. Esto supone un incremento del 2,93 por ciento en el número de viajeros con respecto a julio de 2008 y una subida del 2,43 por ciento en el número de pernoctaciones.

    Son datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que constatan sin embargo un descenso en la estancia media, ya que cada viajero pasó en julio una media de 4,26 noches en los alojamientos extrahoteleros de la región, un 0,48 por ciento menos que un año antes.

    De los 110.360 viajeros que eligieron Cantabria para descansar en apartamentos, campings o alojamientos de turismo rural en julio, más de 86.500 llegaron del propio país, lo que supone un incremento del 2,86 por ciento. El resto, unos 23.800, eran extranjeros, un 3,18 por ciento más que en julio de 2008.

    Las pernoctaciones de los residentes en España, que sumaron casi 389.600, crecieron un 1,29 por ciento, pero las que más subieron (un 8,34 por ciento) fueron las de residentes en el extranjero, que alcanzaron las 80.168.

    Por tipos de alojamientos, más de la mitad de los viajeros se decantaron por los campings, que recibieron el mes pasado prácticamente 68.700 usuarios. Sin embargo, la cifra supone un descenso del 1,87 por ciento con respecto a julio de 2008, algo que se debe a la pérdida de turistas nacionales, un grupo que se redujo un 3,02 por ciento (unos 49.300 viajeros), frente al incremento del 1,2 por ciento entre los extranjeros (alrededor de 19.300).

    Esto se plasmó también en las pernoctaciones, que cayeron un 2,64 por ciento entre los residentes en España (poco más de 252.000) y crecieron un 15,34 por ciento en el caso de los extranjeros (más de 63.800).

    En el caso de los alojamientos de turismo rural, recibieron unos 28.500 viajeros, un 11,55 por ciento más, y las pernoctaciones aumentaron un 3,65 por ciento, hasta superar las 84.600. Subieron tanto los viajeros nacionales (por encima de 25.300 personas, un 10,22% más), como los residentes en el extranjero (unos 3.100 usuarios, un 23,59% más). En las pernoctaciones, en cambio, crecieron un 5,74 por ciento las de los residentes en España (hasta superar las 75.800) y bajaron un 11,55 por ciento las de los extranjeros (unas 8.700).

    Y en los apartamentos se incrementaron un 12,78 por ciento los viajeros (casi 13.200) y un 10,38 por ciento las pernoctaciones (más de 69.200). En estas instalaciones mejoraron los datos de los residentes en España, que suben en viajeros (+15,56%, hasta superar los 11.800) y pernoctaciones (+14,23% y por encima de las 61.600). En cambio, bajan las cifras de viajeros extranjeros (-6,32%, sin llegar apenas a 1.400) y de sus pernoctaciones (-13,37%, cerca de 7.600).

    En cuanto a la ocupación, la más alta fue la de los apartamentos turísticos, que se situó en el 54,94 por ciento; seguida de los campings, con un 45,41 por ciento de ocupación por parcela; y de los alojamientos de turismo rural, con un 37,8 por ciento. Tanto en los apartamentos como en el turismo rural la ocupación subió en julio, un 0,11% y un 0,45 por ciento, respectivamente, mientras en los campings bajó un 4,68 por ciento.