25 de enero de 2021
16 de diciembre de 2008

Desciende un 12 por ciento el consumo de tabaco entre los jóvenes cántabros y se retrasa un año la edad de inicio

El cannabis y la cocaína se mantienen como las sustancias ilegales más consumidas en la región

SANTANDER, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consumo de tabaco entre los jóvenes cántabros de entre 14 y 18 años ha descendido un 12 por ciento y, además, la edad media de inicio en el hábito tabáquico se ha retrasado cerca de un año, según se constata en el balance de los cuatro años de desarrollo del I Plan de Prevención y Control del Tabaquismo.

Ese balance se dio a conocer hoy en la reunión del Consejo Asesor sobre Drogodependencias, presidido por el consejero de Sanidad, Luis María Truan, quien dio cuenta también de los datos a los medios de comunicación.

Según explicó Truan, el tabaco, cuyo consumo ha aumentado entre las mujeres, es la droga que percibe la población como un mayor riesgo para la salud. El consejero citó enfermedades asociadas al consumo de tabaco, como las neoplasias entre los hombres y las patologías cardiovasculares entre las mujeres.

En el año 2006 murieron en Cantabria 850 personas por causas directamente relacionadas con el consumo de tabaco. De hecho, de cada 100 muertes que se producen en Cantabria por cáncer de pulmón, 91 fueron causadas por el consumo de tabaco.

De acuerdo con los datos, durante los últimos cuatros años en Cantabria más de 7.000 fumadores han solicitado ayuda en su centro de salud o en la unidad de deshabituación tabáquica para dejar de fumar.

Según avanzó Truan, el Gobierno cántabro aprobará esta semana el II Plan de Prevención y Control del Tabaquismo 2008-2011, que se enmarca dentro del Plan de Gobernanza 2008-2011 y contempla un abordaje tanto en el ámbito preventivo como en el ámbito asistencial, aumentando la accesibilidad y calidad de los servicios sanitarios.

En este segundo plan se aboga por la implicación de los poderes públicos, al igual que de la sociedad civil, y el reforzamiento de la atención a los colectivos más desfavorecidos, explicó el consejero.

ENCUESTA DOMICILIARIA SOBRE DROGAS

Truan también repasó hoy los datos de la Encuesta Domiciliaria sobre Drogas realizada en Cantabria en 2007, según la cual el alcohol y el tabaco se mantienen como las drogas más consumidas entre la población de Cantabria con edades entre 15 y 64 años. En el caso del tabaco la cifra de consumidores diarios es del 34,9 por ciento, mientras en el alcohol el 92,1 por ciento son consumidores ocasionales.

Entre las sustancias ilegales, el cánnabis es la droga con mayor prevalencia en todas las frecuencias de consumo estudiadas: experimental (28,4%), último año (7,4%) y últimos 30 días (4,6%). La cocaína se sitúa en segundo lugar, reflejando la encuesta que el 5,7% de la población la ha probado alguna vez y un 0,8% mantiene algún consumo en los últimos 12 meses. El resto de sustancias de comercio ilegal están poco extendidas en la población.

Respecto a la encuesta anterior, la de 2005, destaca un descenso en el consumo de alcohol diario de 4,3 puntos porcentuales y un aumento del consumo experimental de cánnabis en 2,5 puntos porcentuales.

ESTRATEGIA REGIONAL DE DROGAS

En cuanto a la memoria sobre el desarrollo de la Estrategia Regional de Drogas en el año 2007, el consejero de Sanidad señaló que las personas que acudieron por primera vez a los centros asistenciales de drogodependencias lo hicieron principalmente por problemas relacionados con la cocaína (el 54,5 por ciento), seguido por problemas con el alcohol (39,4%).

Estos datos, recogidos de las historias clínicas de las urgencias hospitalarias, revelan que el alcohol y la cocaína son las drogas que más urgencias motivan en la región, seguidas de los sedantes sin receta médica.

Respecto a la inclusión de programas preventivos en la escuela en el año 2007, cerca de 1.400 docentes de Cantabria participaron en sus centros en los programas sobre prevención en drogodependencias dirigidos a escolares con edades comprendidas entre 5 y 18 años. Además, más de 5.000 jóvenes participaron en las diferentes actividades orientadas a mejorar la calidad del ocio nocturno.

También se ha continuado la incorporación progresiva del programa de reducción del daño en los centros de salud; y con el objetivo de proporcionar conocimientos y herramientas en la detección e intervención en drogodependencias desde el ámbito de la atención primaria, se ha potenciado la formación de su personal sanitario en esta materia. En total, se ha formado a más de 1.000 profesionales sanitarios.

CONSEJO ASESOR

El Consejo Asesor sobre Drogodependencias es un órgano colegiado de carácter consultivo a través del cual se promueve la participación de la comunidad. En él están representadas las administraciones públicas, las organizaciones no gubernamentales que trabajan en la materia, las organizaciones sindicales y empresariales, las asociaciones de usuarios y consumidores, las asociaciones de padres y madres, y los colegios profesionales.