22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 5 de marzo de 2014

    Dos detenidos por robar más de 2.000 kilos de canalones de cobre

    En cinco de ellas también entraron para robar televisores y otros efectos

    SANTANDER, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Guardia Civil ha detenido a dos hombres, con iniciales I.I.F. y R.C.S., ambos naturales de Rumanía, como presuntos autores de, al menos, 13 robos con fuerza de canalones de cobre instalados en viviendas de las zonas de Santillana del Mar, Alfoz de Lloredo, Suances, Ruiloba y Piélagos.

    Se calcula que han sustraído más de 2.000 kilos de canalones, lo que equivale a casi 1.000 metros lineales, para su venta en chatarrerías, en menos de dos meses, han informado hoy fuentes del Cuerpo.

    En cinco de las viviendas también se produjo robo con fuerza, sustrayendo de su interior diferentes efectos. Además, se ha detenido a otro hombre, R.C., natural de Marruecos, como presunto autor de un delito de receptación de seis televisores procedentes del robo en una de las citadas viviendas.

    El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Torrelavega comenzó la investigación debido al aumento de robos de canalones que se estaba produciendo desde principios de año. Aunque lo habitual es la sustracción de cableado de cobre, en este caso robaban canalones instalados en los tejados de viviendas, lo que hacía pensar que los autores eran los mismos en todos los hechos.

    En la investigación, incluida tanto en el Plan contra el robo de cobre, como en el Plan contra el robo en vivienda, se constató que en todos los casos el 'modus operandi' era similar.

    Así, cuando eran viviendas bajas o con algún anexo que facilitaba el acceso, se subían al tejado, para arrancar, aparentemente, con las manos los canalones de cobre.

    En el caso de viviendas con tejados altos, forzaban algún acceso al interior de la misma para desde dentro subir al tejado, aprovechando en estas ocasiones para sustraer del interior todos los objetos de valor que podían transportar.

    Tras averiguar que los presuntos autores eran dos hombres y que circulaban en un determinado vehículo, los agentes comprobaron que en una chatarrería de Vizcaya y en otra de Cantabria se habían realizado más de una veintena de ventas de canalones de cobre entre el 9 de enero y el 25 de febrero de este año, y para realizar estas ventas uno de los investigados había utilizado la identidad de otro ciudadano de Rumanía.

    Con las facturas se comprobó que las ventas coincidían con las fechas de los hechos denunciados, concluyéndose que los robos se realizaban de madrugada y las ventas ese mismo día nada más abrir la chatarrería.

    Finalmente, el pasado 25 de febrero se detuvo a los dos acusados por robos de canalones en viviendas de Santillana del Mar, Vispieres, Toñanes, Suances (3), Hinojedo, Tagle (2), Ruiloba (3) y Renedo de Piélagos.

    Las casas donde también perpetraron robo con fuerza en su interior corresponden a las de Toñanes, Suances, Tagle (2) y Renedo, recuperándose alguno de los efectos sustraídos en las mismas.

    Por lo que respecta a la venta de canalones a nombre de otra persona, se imputó a I.I.F. como presunto autor de un delito de usurpación de estado civil al usar la identidad de otro ciudadano de Rumanía.

    El 3 de marzo se detuvo a R.C. por un delito de receptación, al averiguarse que había adquirido seis televisores de pantalla plana procedentes del robo con fuerza ocurrido en Toñanes.

    La Guardia Civil no descarta que se esclarezcan más robos similares, al haber mayor número de ventas de canalones que hechos denunciados y al haber actuado en segundas viviendas. Desde la detención de los acusados no se tiene constancia de nuevos robos de este tipo.

    Desde el instituto armado, se informa que para prevenir y resolver este tipo de delitos es necesaria la colaboración ciudadana informando a las fuerzas de seguridad la presencia de personas o vehículos sospechosos en poblaciones o urbanizaciones. Para este tipo de avisos está a disposición el teléfono 062 de la Central de Emergencias de la Guardia Civil.