1 de marzo de 2021
27 de enero de 2021

Educación reconoce 14 centros educativos como de especial dificultad

Educación reconoce 14 centros educativos como de especial dificultad
CEIP Virgen de la Velilla de Polientes - CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN - ARCHIVO

SANTANDER, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación de Cantabria ha publicado hoy la relación de los 14 centros educativos que ha clasificado como de especial dificultad para el curso 2021-2022, es decir, aquellos radicados en zonas rurales con baja densidad de población y en riesgo de despoblamiento en la Comunidad Autónoma.

Se reconocen como centros de especial dificultad los CEIP Rodríguez de Celis, en Paracuelles (Hermandad Campoo de Suso); Valle de Polaciones, en Puente Pumar (Polaciones); Nuestra Señora del Roble, en San Pedro del Romeral; Jerónimo Pérez Sainz de la Maza, en Quintana (Soba); Valdeolea, en Mataporquera (Valdeolea); Virgen de la Velilla, en Polientes (Valderredible); Valle del Nansa, en Puentenansa (Rionansa); Dr. Madrazo, en Vega de Pas; Manuel Llano, en Terán (Valle de Cabuérniga); San Andrés, en San Andrés de Luena; y Bielva, en Bielva (Herrerías).

También tienen la misma consideración el CEI Villasuso, en Villasuso, (Cieza); el CRA Liébana y Peñarrubia, en Espinama (Camaleño); y la Escuela Hogar Jerónimo Pérez Sainz de la Maza, en Quintana-Soba.

Se trata de centros educativos rurales ubicados en zonas en peligro de despoblamiento y se les clasifica como de especial difituad para reconocer su "especial trascendencia" en la revitalización social, económica y cultural de las zonas en que se ubica y porque presentan especial desventaja socioeducativa.

Además se recogen una serie de centros de Educación Especial, aulas de Educación Especial y otros centros que, debido a las especiales circunstancias que concurren en ellos, hacen que sean calificados como de especial dificultad.

Asimismo, la orden reguladora otorga la misma calificación a los centros educativos ubicados en el Valle de Liébana.

La resolución, que se ha publicado hoy en el Boletín Oficial de Cantabria, entrará en vigor el 1 de septiembre. Contra la misma se puede interponer recurso de alzada ante la titular de la Consejería en el plazo de un mes.