23 de septiembre de 2020
7 de agosto de 2020

Empleo subvenciona la contratación de 69 personas en 34 entidades sin ánimo de lucro

Las ayudas se destinan a financiar costes salariales y de Seguridad Social de trabajadores desempleados con un importe máximo de 60.000 euros

Empleo subvenciona la contratación de 69 personas en 34 entidades sin ánimo de lucro
Paro.- El Gobierno dice que el dato de febrero (+0,06%) es "positivo" para ser un mes "tradicionalmente malo" - GOBIERNO DE CANTABRIA - ARCHIVO

SANTANDER, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Empleo y Políticas Sociales, a través del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), ha aprobado subvencionar la contratación de 69 personas en distintas asociaciones, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro que desarrollan su actividad en Cantabria para realizar servicios de interés general y social.

En concreto, según ha informado el Gobierno, la convocatoria resuelta por el EMCAN beneficiará a 34 organizaciones que durante cinco meses van a emplear a personas en situación de desempleo por un montante global de 666.094 euros.

Esta convocatoria, según ha explicado la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, cumple un doble objetivo, ya que permite que las personas contratadas adquirieran práctica profesional y mejoren su ocupabilidad al tiempo que contribuyen con su trabajo, en estas entidades sin ánimo de lucro, al bienestar de toda la comunidad.

Las áreas en las que se enmarcan estos contratos son atención a la infancia, atención a las personas con alguna discapacidad, mediación familiar, ayudas a jóvenes en situación de vulnerabilidad, riesgo o exclusión social, lenguaje de signos, servicios de proximidad en el medio rural y minorías étnicas.

Las subvenciones cubren los costes salariales y de Seguridad Social hasta un máximo de 60.000 euros para cada entidad solicitante, como determina la orden de convocatoria.

Las oficinas del Servicio Cántabro de Empleo son las que han realizado la selección de las personas candidatas a los puestos de trabajo (trabajadores sociales, educadores, psicólogos, animadores, monitores de tiempo libre o especialistas en lenguaje de signos, entre otros), de entre las inscritas como desempleadas que cumplían el perfil de las ofertas de empleo presentadas por las entidades beneficiarias.