27 de mayo de 2019
31 de octubre de 2010

Feve desarrolla un tranvía propulsado por un motor eléctrico de pila de combustible

El tranvía de la serie 3400, será la plataforma en la que se instalará el nuevo sistema de propulsión por hidrógeno

Feve desarrolla un tranvía propulsado por un motor eléctrico de pila de combustible
EP/FEVE

SANTANDER, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

La compañía Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (Feve) y el Centro de Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía (Cidaut) encabezan un proyecto para explorar las posibilidades del hidrógeno en el sistema ferroviario.

Según recoge el último número de la publicación que edita el Ministerio de Fomento, consultada por Europa Press, se trata de desarrollar un tipo de tranvía capaz de moverse gracias a un motor eléctrico que se alimenta de la energía procedente de una pila de combustible.

Se trata de un dispositivo formado por unas baterías cargadas con hidrógeno, cuyas reacciones químicas generan electricidad y tienen la gran ventaja de no generar ningún residuo contaminante, sólo agua.

Según se explica en la publicación, este vehículo laboratorio ha sido creado a partir de uno de los tres coches de un tren de cercanías de la serie 3400, conocido como Fabiolo, que ya no era utilizado, y que próximamente será sometido a diferentes pruebas en Asturias para evaluar la posible aplicación en un futuro de la pila de combustibles en trenes y otros vehículos ferroviarios.

Contará con dos pilas de combustible de 12 kW con capacidad para más de diez kilos de hidrógeno cada una (15 botellas); una batería de 110 kW de potencia y 36,67 kWh de energía; unos condensadores de 75 kW y cuatro motores eléctricos de 25 kW cada uno.

El hidrógeno que se utilice en las pilas de combustible de este prototipo será almacenado en unos tanques de alta presión (200-300 bar) ubicados en el techo del tranvía.

Para el repostaje se evaluarán diferentes alternativas, desde el cambio de unas botellas por otras hasta la instalación, en una estación, de un sistema de compresión para poder recargar el hidrógeno necesario.

La energía necesaria para que el tranvía funcione será aportada en su totalidad por las dos pilas de combustible, aunque éstas serán ayudadas por los condensadores de energía en los casos de mayor demanda, como cuando se lleven a cabo fuertes aceleraciones.

Dichos condensadores tienen la capacidad de absorber la energía producida en las fases de frenado, gracias a un sistema que transforma parte de la energía cinética en energía eléctrica. Una vez adaptado, el tranvía pesará unas 23 toneladas y será capaz de alcanzar una velocidad máxima de unos 25 kilómetros hora.

INVESTIGAR

El tranvía de Feve y Cidaut permitirá investigar sobre diferentes alternativas de generación de hidrógeno renovable. Principalmente, se estudiará la generación de hidrógeno a partir de biogás, además de otros procesos para la producción de gases ricos em hidrógeno con el biogás como fuente energética.

El objetivo final es lograr un tranvía con capacidad para desplazarse por la ciudad sin contaminar y con la ventaja de poder eliminar las catenarias, con lo que también se mejora la imagen del entorno.