1 de noviembre de 2020
10 de febrero de 2020

Finaliza la primera fase de las obras de remodelación de la calle Magallanes

Finaliza la primera fase de las obras de remodelación de la calle Magallanes
Asfaltado calle Magallanes - AYUNTAMIENTO DE SANTANDER

El miércoles se abrirá al tráfico y comenzará la segunda fase, que afectará a las calles Isabel La Católica y Rubio

SANTANDER, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La primera fase de las obras de remodelación integral de la calle Magallanes y entorno concluirá este miércoles, 12 de febrero, con la apertura al tráfico de este vial en el tramo entre Isabel La Católica y Numancia, una vez realizado el asfaltado del mismo.

Así lo ha anunciado el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha avanzado que el mismo miércoles comenzará la segunda fase de los trabajos, que tendrá una duración aproximada de un mes y afectará a las calles Isabel La Católica -entre San Luis y Magallanes- y Rubio, desde Florida hasta Isabel La Católica.

Ambos tramos quedarán cerrados al tráfico desde ese mismo día, ya que es necesario renovar la red de saneamiento que discurre por la calzada, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Finalizada esta segunda fase, se actuará en el tramo superior de Isabel la Católica y en la calle Magallanes, entre Florida e Isabel La Católica.

Díaz ha agradecido de antemano la comprensión de los vecinos por las molestias que estos trabajos puedan ocasionarles y ha hecho hincapié en la mejora que supondrán para toda esta zona.

Según ha explicado, dado el alcance de las obras, se han programado en diversas fases con el objetivo de limitar la interferencia generalizada en el ámbito de actuación, garantizar las mejores condiciones de accesibilidad en cada momento y mantener además la máxima disponibilidad de plazas de aparcamiento.

El proyecto de remodelación integral de Magallanes y entorno, que ejecuta Senor, supone una inversión municipal de 1.089.000 euros y según ha recordado Díaz, responde a un compromiso del Ayuntamiento con los vecinos, con quienes se trabajó conjuntamente en el análisis de las mejoras y cambios que se están llevando a cabo.

Las obras permitirán completar el proceso de renovación urbana que se viene acometiendo en los últimos años en el entorno del barrio cultural de La Florida, donde ya se han abordado otras intervenciones como las desarrolladas en las calles Cisneros, Rubio, Gravina o Cervantes.

Díaz ha explicado que este proyecto conllevará la renovación de las aceras, el firme y los servicios de abastecimiento y saneamiento, así como la incorporación de nuevos elementos ornamentales y mobiliario urbano.

En total, se actuará sobre una longitud de 785 metros: 420 en la calle Magallanes; 250 en las calles Isabel la Católica y Florida; 60 en la calle Rubio y 55 en la calle Gravina, con la sustitución de cerca de 3.800 metros cuadrados de baldosa, 4.700 m2 de aglomerado y 1.510 metros lineales de bordillos.

El diseño planteado para la actuación sigue el modelo de las intervenciones ya ejecutadas en Cisneros, Rubio y Gravina, dando así continuidad a la imagen y calidades que tiene el barrio de La Florida.

DESCRIPCIÓN DE LA ACTUACIÓN

Con este proyecto la calle Magallanes se configura con la sección actual, con calzada aglomerada de una única dirección y aceras segregadas por un bordillo.

La situación de aparcamientos en ambos lados, vados de acceso a garajes y ubicación de contenedores no se ha modificado, de manera que se han mantenido las plazas de estacionamiento existentes.

Además, se llevará a cabo la renovación de servicios (abastecimiento y saneamiento, fundamentalmente), así como los entronques a la red viaria existente.

También se habilitará una pequeña zona estancial, de 45 metros cuadrados de superficie, en el sobreancho de la acera sur, que se dotará de dos jardineras y mobiliario urbano y se pavimentará con losas de colores que enlazan visualmente la actuación con la calle Rubio.

De hecho, se prolonga esta franja de pavimento singular, bordeando el museo y la biblioteca para reforzar el carácter específico de ambos edificios.

Igualmente, se da un tratamiento particular a la confluencia con la calle Gravina, en el extremo este de la calle, extendiendo el pavimento de losas grises de gran formato en una zona semipeatonal, con una superficie de 200 metros cuadrados.

Las intersecciones con las calles Isabel la Católica y La Florida se reconfiguran, generando orejetas de remate de aceras, además de pavimento táctil en los rebajes frente a los pasos de peatones.

Se incorporan, además, báculos con vegetación en jardinera suspendida como elemento de mobiliario que contribuya a dar una nueva imagen a la calle. También se renueva la red de abastecimiento en la calle Florida.

En cuanto a la calle Gravina, cuenta con un tratamiento específico, por su ubicación adyacente a la biblioteca de Menéndez Pelayo y el MAS, lo que lleva a plantear su semipeatonalización de manera que, sin suprimir espacio destinado a aparcamiento, eleve la calzada al nivel de la acera, que se pavimentará con adoquín de granito.

En esta calle, se acometerá la renovación de los servicios de abastecimiento y saneamiento, así como los entronques a la red viaria existente.

La actuación se completa con la renovación de pavimentos en las calles Isabel la Católica y la Florida, además del tramo de la calle Rubio que une ambas vías, manteniendo en todas ellas una configuración semejante a la actual, salvo en el extremo sur de Isabel la Católica, que pasa a doble dirección.

Para leer más