4 de diciembre de 2020
25 de octubre de 2020

El fiscal pide 11 años para un hombre que apuñaló a otro tras entrar su casa a robar

SANTANDER, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria acogerá este lunes, 26 de octubre, a partir de las 9.30 horas el juicio contra un hombre acusado de entrar a robar en casa de otro en Reinosa, al que apuñaló.

Para la víctima, que arrebató el cuchillo al agresor y le asestó varias puñaladas, el Ministerio Público no solicita pena alguna al entender que actuó en legítima defensa.

Así se enjuiciarán dos delitos de homicidio en grado de tentativa e intentado, y uno de robo con violencia en casa habitada.

Al primer procesado, se le acusa de acceder al interior de una vivienda habitada en Reinosa, amenazar con un cuchillo al hombre que allí estaba y, posteriormente, abalanzarse sobre él y apuñalarle en varias ocasiones.

En su escrito de calificación, el fiscal explica que entró a la casa tras romper una reja protectora y, seguidamente, se dirigió a la habitación donde se encontraba acostado el otro acusado.

Entonces, "esgrimiendo un cuchillo de veinte centímetros de longitud de hoja y 3,7 centímetros en la parte más ancha, le dijo: 'Dame el dinero o la coca; si no, te mato".

A continuación, "con intención de atentar contra su vida, se abalanzó sobre él, iniciándose un forcejeo entre ambos, apuñalando a su oponente en diversas ocasiones", indica el escrito.

Y continúa: "Durante la refriega y con la finalidad de salvar su propia vida, el hombre que estaba acostado arrebató el cuchillo al acusado y le asestó varias puñaladas; una vez reducido su adversario, salió a la calle para buscar ayuda".

DELITOS Y PENAS

Para el ministerio fiscal, los hechos constituyen un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de robo con violencia en casa habitada que imputa al hombre que accedió a la vivienda; y otro delito de homicidio intentado para el que respondió a las puñaladas atacando con el cuchillo a su agresor.

Por ello, solicita para el acusado que accedió a la vivienda una condena de once años de prisión, cinco de libertad vigilada y siete de alejamiento y prohibición de comunicar con el otro hombre. En concepto de responsabilidad civil, pide que abone al agredido en 2.245 euros.

A la hora de fijar esta pena el ministerio fiscal ha tenido en cuenta la concurrencia de una circunstancia atenuante analógica de alteración psíquica, ya que el acusado sufre un trastorno derivado del consumo de droga.

Para el otro acusado no pide condena alguna, ya que entiende la fiscalía que queda exento de responsabilidad criminal al concurrir legítima defensa.

Por su parte, la defensa del primer acusado considera que se encontraba "en tal estado de intoxicación por consumo de estupefacientes" que, "no pudo entender de forma previa las consecuencias de sus actos".

Por ello, cree que su patrocinado cometió un delito de lesiones y que concurre en él la eximente completa por intoxicación plena, mientras que califica la acción del otro acusado como un delito de homicidio en grado de tentativa sin que, en este caso, exista ninguna circunstancia que atenúe su responsabilidad.

De este modo, pide para el otro acusado una condena de tres años de cárcel, además de una indemnización para su defendido de 3.660 euros.