20 de septiembre de 2019
23 de marzo de 2014

El fiscal pide 11 años para tres acusados de tráfico de drogas

SANTANDER, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fiscal ha pedido pena de cárcel por un total de once años para tres acusados de tráfico de drogas, que serán juzgados este lunes y martes, 24 y 25 de marzo, en la Sección Primera de la Audiencia de Cantabria.

Se trata de dos hermanos, D. y F.P.G., mayores de edad y con múltiples antecedentes, para uno de los cuales el Ministerio Público pide cuatro años de cárcel, y un tercero, J.M.O., para el que interesa tres años de prisión.

Según el escrito del fiscal, recogido por Europa Press, los dos hermanos se dedicaban, con anterioridad a noviembre de 2011, a distribuir, a cambio de dinero, sustancias estupefacientes, en concreto cocaína, por Torrelavega, valiéndose de terceras personas, como el otro hombre acusado, que realizaba labores de intermediario.

Así, este último, también mayor de edad pero sin antecedentes, el 12 de noviembre del citado año, después de que un grupo de personas le solicitara comprar un gramo de cocaína y entregarle 60 euros, acudió a D.P.G., quien le proporcionó la sustancia.

A raíz de estos hechos, el Juzgado de Instrucción número 4 de Torrelavega autorizó el registro del domicilio que compartían los dos hermanos, donde encontraron, en la habitación de uno de ellos, 76 gramos de marihuana distribuidos en tres bolsas, 38 comprimidos de una sustancia empleada para corte, cuatro hojas manuscritas con nombres y cantidades, y tres bolsas de plástico con recortes circulares.

En la habitación del otro hermano encontraron cuatro papelinas con un peso total de 2,78 gramos, una bolsa de plástico con cinco recortes circulares, y 30,64 gramos de marihuana.

En el resto de la casa hallaron un recipiente cerrado de arroz y una bolsa en la que había 28,6 gramos de ácido bórico, una libreta con anotaciones manuscritas de nombres y cantidades, recortes circulares de plástico, una bolsa con 28,68 gramos de vendia, una balanza electrónica, y 30 gramos de marihuana.

Todas las sustancias tenían por destino la venta a terceras personas, por lo que el Ministerio Público entiende que estos hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública, en su modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud.

Por eso, pide cuatro años de prisión para cada uno de los dos hermanos y multa de 3.600 euros y cárcel por tres años para el otro acusado, así como 120 euros de multa.