16 de junio de 2019
  • Sábado, 15 de Junio
  • 5 de septiembre de 2010

    La Fundación Marqués de Valdecilla ha concedido once becas post-MIR López Albo desde 2002

    Se han finalizado siete trabajos de investigación, se han realizado 100 publicaciones y se han incorporado mejoras asistenciales

    La Fundación Marqués de Valdecilla ha concedido once becas post-MIR López Albo desde 2002
    JUNTA ANDALUCÍA

    SANTANDER, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Fundación Marqués de Valdecilla lleva concedidas once becas post-MIR Wenceslao López Albo desde que se puso en marcha en 2002 esta convocatoria para promover la actividad científica y potenciar la investigación.

    Además, desde la convocatoria del año 2008 se ha producido una conversión de estas becas en contratos, mejorando su dotación económica y las condiciones de los profesionales.

    Estos son algunos de los datos que se han presentado en una reunión del Patronato de la Fundación Marqués de Valdecilla, presidida por el consejero de Sanidad, Luis María Truan.

    Según explica el Gobierno cántabro en nota de prensa, los contratos Post-MIR Wenceslao López Albo tienen como objetivo favorecer la incorporación y participación en proyectos de investigación de aquellos profesionales sanitarios que hayan finalizado su período de especialización.

    Para ello se facilitan estancias en el extranjero en centros de alto prestigio, con el fin de integrar posteriormente a estos profesionales en los grupos de investigación en ciencias de la salud o asistenciales en los centros y organismos de Cantabria vinculados al Instituto de Formación e Investigación Marqués de Valdecilla (IFIMAV).

    Estos contratos, que actualmente tienen una dotación máxima de 36.000 euros al año, pueden tener una duración entre 18 y 36 meses y se desarrollan en dos fases: una de ellas en centros del Servicio Cántabro de Salud (SCS) y otra con una estancia externa por un período de 6 a 18 meses en un centro extranjero o en uno nacional.

    Desde su inicio en 2002, once profesionales se han beneficiado de estas ayudas Wenceslao López Albo, realizando proyectos con estancias en centros extranjeros como el Hospital 'Monte Sinaí' de Nueva York, la Universidad de Rotterdam, la Universidad de Arkansas o el Imperial College de Londres. A su vuelta, los investigadores han puesto en marcha proyectos de valor estratégico, además de conseguir alianzas perdurables con los centros en los que han permanecido.

    PRODUCCIÓN CIENTÍFICA

    De esos once beneficiarios, 7 profesionales ya han finalizado su trabajo de investigación. El total de la duración de las siete investigaciones finalizadas ha sido de 277 meses, con una inversión aproximada de estas ayudas cercana a los 550.000 euros. Los cuatro trabajos restantes que todavía no han finalizado suman 115 meses de ayuda.

    La primera publicación de un becario López Albo tuvo lugar en 2005. Desde entonces los beneficiarios de estas ayudas han publicado un total de 100 trabajos, incrementándose la producción científica y su factor de impacto.

    A pesar de la juventud de las publicaciones, los 100 trabajos publicados entre 2005 y 2010 han sido citados en otras publicaciones un total de 549 veces. De hecho, 14 trabajos han sido citados 10 o más veces.

    APLICACIÓN ASISTENCIAL

    Los proyectos realizados por los becarios López Albo han tenido un importante componente investigador, pero también de innovación asistencial.

    Algunos ejemplos de proyectos que se han puesto en marcha por becarios López Albo son el proyecto del biobanco IFIMAV, la puesta de marcha de nuevas técnicas para el diagnóstico de infecciones de prótesis ortopédicas en la práctica clínica, el mapeo cerebral para la cirugía de áreas elocuentes cerebrales, nuevas técnicas de trasplante hepático o el estudio de los mecanismos de algunas neoplasias hematológicas y el estudio de los mecanismos de la osteoporosis.

    Se trata de que las habilidades y conocimientos aprendidos en los centros extranjeros de excelencia por los contratados a través de esta ayuda sea de utilidad no sólo al investigador si no también al Servicio Cántabro de Salud (SCS).

    COMPROMISO INVESTIGADOR

    Estos contratos post-MIR Wenceslao López Albo son el reflejo del compromiso de la Consejería de Sanidad con la investigación biomédica y la formación del personal sanitario, dado que la investigación, junto la docencia y la actividad asistencial, "representan los tres pilares básicos sobre los que se asienta el SCS", subraya el Gobierno.

    De hecho, la convocatoria de becas y ayudas para la investigación se enmarca dentro de las acciones de la Fundación Marqués de Valdecilla que tienen por objeto la realización de actividades de promoción, prestación y gestión directa o indirecta de recursos sanitarios y sociales, la docencia e investigación de las ciencias de la salud y la promoción de la salud individual y colectiva en Cantabria.