7 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

Ganadería dice que no ha recibido ninguna comunicación oficial del Gobierno catalán sobre casos positivos a lengua azul

Afirma que el ternero detectado en Cataluña no era de Cantabria sino que nació en Extremadura y era de una explotación de Burgos

SANTANDER, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno cántabro explicó hoy que no ha recibido ninguna comunicación oficial del Gobierno catalán en la que se informe sobre la aparición de animales positivos a lengua azul en esa zona, pertenecientes a la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Ganadería de Cantabria se refirió así a una nota de prensa, hecha pública por la Comunidad Autónoma de Cataluña, donde se informaba sobre la aparición de un ternero positivo a lengua azul, perteneciente a una explotación de Cantabria.

La Consejería de Ganadería del Gobierno cántabro explicó sin embargo que este animal, nacido el pasado mes de febrero en Extremadura, fue vendido a una explotación de Burgos, en donde pasó 10 días, para desplazarse a continuación a un mercado de Salamanca, y posteriormente al Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega, paso previo a su salida para Cataluña.

Por este motivo, "y con el fin de aclarar el error cometido al atribuir el origen del animal a Cantabria", la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Ejecutivo cántabro se ha puesto en contacto con su homóloga en el Gobierno catalán, señaló en un comunicado.

Destacó además que en Cantabria, todos los ejemplares de bovino, ovino y caprino que se venden a otras Comunidades Autónomas son objeto de controles, tanto en origen, como en destino, no habiéndose detectado ningún animal positivo procedente de explotaciones de Cantabria. Agregó también que con destino a Cataluña, desde la aparición de los primeros focos en Cantabria, se han analizado más de 10.000 ejemplares, sin que se haya detectado ningún positivo.

NACIMIENTO EN EXTREMADURA.

La Consejería cántabra explicó que el ternero detectado en Cataluña nació el pasado mes de julio en la Comunidad Autónoma de Extremadura, trasladándose en el mes de febrero a las instalaciones de un tratante de Espinosa de los Monteros (Burgos), previo paso por un mercado en la provincia de Salamanca.

El animal se comercializó desde Burgos hacia Cataluña a través del Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega, el pasado día 5 de marzo, "por lo que el citado animal positivo sólo estuvo en Cantabria unas pocas horas, durante las cuales fue protegido del ataque del vector transmisor de la Lengua Azul, dado que todos los animales, antes de la descarga en el Mercado, son objeto de un tratamiento con productos desinsectantes", subrayó la Consejería.

Este departamento subrayó que en Cantabria, todos los animales que se trasladan a otras Comunidades Autónomas son objeto de investigación respecto a lengua azul, analizándose cada semana más de 2.000 animales, "lo que supone un importante esfuerzo en recursos humanos y económicos para la Administración, ya que estas pruebas no tienen ningún coste para los ganaderos", concluyó.