13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 4 de junio de 2019

    Gobierno convocará la Mesa de Policías Locales para abordar el caso de agentes de Santander

    SANTANDER, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Cantabria ha anunciado hoy que convocará una reunión de la Mesa de Coordinación de Policías Locales para analizar las consecuencias de la situación generada en el Ayuntamiento de Santander, que permitió que agentes en prácticas portaran armas, sin haber superado el preceptivo curso básico de formación teórico-práctica en la Escuela Autonómica de Policía Local.

    En un comunicado, el director de Justicia del Gobierno cántabro, Pablo Ortiz, ha lamentado las circunstancias de estos hechos, que han afectado a 15 agentes en prácticas del Ayuntamiento de Santander, y cree que "la colaboración previa entre el Gobierno, competente en el desarrollo de la Ley de Coordinación de Policías Locales, y el propio Consistorio, podría haber evitado el error en la interpretación de la ley y el perjuicio causado a los aspirantes".

    De hecho, ha defendido la colaboración y la vía del diálogo entre instituciones como la manera más adecuada para despejar dudas en el cumplimiento de la ley, mejorar su desarrollo y reforzar el servicio de los distintos cuerpos de policía local en Cantabria.

    Según ha recordado el director general, la Ley de Coordinación de Policías Locales recoge que para adquirir la condición de funcionario de carrera o de policía local a todos los efectos es necesario, además de aprobar la fase de oposición en cada ayuntamiento, superar un curso básico en la Escuela Autonómica de Policía Local. El curso se realizará como máximo en el plazo de un año después de haber superado la oposición de ingreso.

    En 2015, el Gobierno retomó la convocatoria de este curso "tras cuatro años sin celebrarse durante la etapa del Partido Popular", además de ampliar las acciones de formación que ofrece a los Cuerpos de Policía Local de Cantabria. En total, cerca de 30 agentes de varios municipios, entre ellos aspirantes pertenecientes al Ayuntamiento de Santander, han superado las dos últimas ediciones de este curso, adquiriendo así la condición de funcionarios de carrera y la habilitación para portar armas de fuego.

    Para el presente año, el Gobierno convocará una nueva edición, que se iniciará, como viene siendo habitual, en el mes de septiembre, a excepción del pasado año, que no fue convocado al haber un único aspirante a este proceso.

    A juicio del director, se trata de una situación que "no es nueva" para ninguna de las administraciones públicas competentes en este tipo de procesos y que, de cualquier forma, el Gobierno de Cantabria está abierto a mejorar y perfeccionar en los próximos meses, en el seno de la Mesa de Coordinación de Policías Locales.

    En este sentido, ha abogado por homogeneizar los procesos selectivos entre los distintos ayuntamientos "en tiempo y en forma" para que los recursos públicos se utilicen de forma más eficiente y que la situación de los aspirantes en prácticas cuente con todas las garantías jurídicas y su formación se prolongue lo necesario para su incorporación inmediata al servicio.

    "Es interés del Ejecutivo que la policía local funcione, esté bien coordinada y cuente con los mejores medios para realizar su función de seguridad", ha concluido el director.