8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 21 de noviembre de 2019

    El Gobierno da luz verde a la revisión de la autorización ambiental integrada de Celltech

    El Gobierno da luz verde a la revisión de la autorización ambiental integrada de Celltech
    Sniace - EUROPA PRESS - ARCHIVO

    SANTANDER, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático ha dado luz verde a la revisión y modificación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la empresa Celltech para su adaptación a las mejores técnicas disponibles (MTD) para la producción de pasta, papel y cartón, conforme a la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo sobre las emisiones industriales.

    Medio Ambiente considera que la revisión y adaptación de la AAI a las conclusiones sobre las mejoras técnicas disponibles en la producción de pasta, papel y cartón, conforme a la Directiva Europea de sobre emisiones industriales, no generará efectos ambientales negativos sobre los factores ambientales, sino que "las mejores técnicas disponibles establecidas en Celltech permiten reducir tanto las emisiones como el impacto en el conjunto del medio ambiente a través de los nuevos límites de emisión y otras condiciones que se proponen".

    En este sentido, la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, establece que, en relación a la calidad del aire, no podrán superarse en más de tres ocasiones por año los 125 microgramos por metro cúbico de dióxido de azufre medido en un promedio de 24 horas. Cuando estos valores se superen, se informará a la Dirección General.

    Por lo que se refiere a la calidad de las aguas de vertido, los controles regulados en la AAI se complementarán con labores de muestro de la Consejería de Medio Ambiente, y personal del Gobierno podrá realizar inspecciones en cualquier momento y sin previo aviso.

    En cuanto a los residuos peligrosos --aceites usados, envases que han contenido sustancias peligrosas, trapos sucios y filtros, reactivos de laboratorio, pilas y baterías de plomo ácido, fluorescentes, equipos que contienen clorofluorocarbonos (CFC) y restos de aparatos eléctricos y electrónicos-- no podrán permanecer almacenados más de seis meses. Cualquier modificación en este tipo de residuos se deberá justificar ante la Dirección General de Medio Ambiente, y la empresa debe comprometerse a reducir su producción.

    La resolución determina la puesta en marcha de un plan de vigilancia ambiental con medidas preventivas y correctoras para eliminar o atenuar los posibles impactos derivados del consumo de productos naturales, la liberación de sustancias, energía o ruido, y las situaciones de emergencia.

    Este contempla, entre otros aspectos, la realización de controles periódicos bienales de las emisiones de focos tipo A y quinquenales para tipo C; el control mensual de la calidad de las aguas de vertido, salvo pH y caudal, que será continuo; y la revisión periódica de canales y cubetos de retención de recogida de posibles vertidos y la adecuación a la normativa de los almacenamientos existentes, en cuanto a control de la contaminación del suelo y aguas subterráneas.

    Asimismo, cada dos años deberá realizarse un estudio del nivel de ruido emitido al ambiente exterior con el fin de verificar si cumple lo establecido en la resolución, que establece tres valores límite en función del día, la tarde y la noche.

    En este sentido, se establece que en el plazo de seis meses desde la notificación de la resolución una entidad acreditada deberá realizar un estudio de ruidos.

    Por otra parte, la empresa deberá registrar anualmente el cumplimiento de un programa higiénico-sanitario con criterios para la prevención y control de la legionelosis.

    Finalmente, con carácter general, Celltech deberá presentar anualmente a la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático un informe sobre el grado de cumplimiento de la AAI y un resumen de las medidas de control y seguimiento en materia de protección del medio ambiente, residuos, ruidos, etcétera.

    La Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación establece que, en un plazo de cuatro años a partir de la publicación de las conclusiones relativas a las Mejores Técnicas Disponibles aplicables a la instalación, que tuvo lugar en 2014, la autorización ambiental integrada deberá ser revisada.

    Contador

    Lo más leído en Cantabria