28 de noviembre de 2020
26 de octubre de 2020

El Gobierno quiere llevar a Parlamento antes de fin de año la ley de los servicios de incendios y salvamento

El Gobierno quiere llevar a Parlamento antes de fin de año la ley de los servicios de incendios y salvamento
Bomberos en incendio Ambrosero - GOBIERNO DE CANTABRIA - ARCHIVO

Rechazada una PNL de Vox dirigida a agilizar la puesta en marcha de actividades y obras a través de la declaración responsable

SANTANDER, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria "intentará" llevar al Parlamento "antes de que finalice el año" el proyecto de ley de regulación y coordinación de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de Cantabria (SEPEIS) para su tramitación y aprobación en la Cámara regional.

Así lo ha anunciado este lunes en el Pleno del Parlamento la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández (PRC), en respuesta a una interpelación de los 'populares', que consideraban "urgente" y "perentoria" la aprobación de esta ley.

Fernández ha explicado que ha sido un proceso que arrancó en 2018 y ahora tras concluirse en septiembre la redacción de este texto normativo, el anteproyecto de ley está ya "en plena tramitación" en el seno del Gobierno de Cantabria, que hará un "esfuerzo" para que, "si las circunstancias lo permiten", pueda llegar al Parlamento antes de que finalice el año.

Fernández ha recordado que, en estos momentos en Cantabria, coexisten servicios públicos de bomberos del servicio adscrito al organismo autónomo SEMCA del Gobierno autonómico, que cuenta con seis parques de emergencias, y los de carácter municipal, en los ayuntamientos de Santander, Torrelavega, Castro Urdiales y Camargo.

Ante esta variedad de servicios de Bomberos, y de los que puedan surgir en el futuro, ha señalado que el objetivo principal de este texto normativo es lograr que estos servicios funcionen de una forma "eficaz", "coordinada" y "homogénea".

En septiembre el Gobierno ya avanzó alguna de las novedades de esta ley, en la que, según se indicó, se otorga a los bomberos funcionarios de Cantabria tendrían la consideración de agentes de autoridad.

Además, se eleva su categoría al grupo C1 de funcionarios y se establece un marco normativo de la segunda actividad, en el caso de los aquellos profesionales que no se encuentren en las condiciones psicofísicas adecuadas, por enfermedad, pasen a desempeñar otro tipo de puestos.

Asimismo, se introducen mecanismos que posibilitan la actuación conjunta y coordinada de los distintos cuerpos de bomberos existentes en la comunidad, así como con otros servicios de emergencias.

Fernández ha explicado que en el texto quedan "reflejadas todas las funciones" que llevan a cabo los bomberos y que, según ha recalcado la consejera, "van más allá de sofocar incendios", suponiendo una "labor social".

La consejera ha defendido que el texto que llegará al Parlamento está "muy buen hecho" y se ha atrevido a "casi apostar" que no será necesario introducir enmiendas.

Además, ha indicado que el texto ha sido "consensuado" tanto con los ayuntamientos, respetando su "autonomía", como con los sindicatos de bomberos.

'NO' A UNA INICIATIVA DE VOX PARA AGILIZAR TRÁMITES BUROCRÁTICOS

Antes de abordarse dicha interpelación en el Pleno, la sesión vespertina del Pleno ha comenzado con el debate de una proposición no de ley (PNL) del grupo mixto-Vox en la que se pedía "fomentar" y generalizar el uso de las figuras de la 'comunicación previa' y 'declaración responsable' a la hora de poner en marcha por parte de empresas o particulares una actividad o ejecutar obras que no requieran proyecto, para que, en vez de ser una "excepción" sea "el principio general".

La iniciativa, en la que se insta al Gobierno de España (PSOE-Unidas Podemos) y al de Cantabria (PRC-PSOE) a llevar a cabo modificaciones legislativas en este sentido, ha quedado rechazada tras conseguir Vox solo el respaldo del PP. Por su parte, PRC y PSOE han votado en contra y Cs se ha abstenido.

La iniciativa instar al Gobierno de España (PSOE-Unidas Podemos) y al de Cantabria (PRC-PSOE) a realizar modificaciones legislativas para "fomentar" el uso de las figuras de la 'comunicación previa' y 'declaración responsable' y que, en vez de ser una "excepción", sea el "principio general".

Vox ha defendido la necesidad de que, para reactivar la economía, se permita a particulares y empresas iniciar una actividad o un obra para la que no sea preciso proyecto sin necesidad de que la Administración otorgue una autorización previa, algo que supondría "ventajas evidentes", como el ahorro de "muchísimo tiempo" y de trámites burocráticos.

Todos los grupos, independientemente de su voto en esta PNL, han coincidido en la necesidad de agilizar los trámites burocráticos, si bien solo el PP ha votado a favor al coincidir en el "espíritu" de la misma y considerar que desde el Ejecutivo regional "se ha avanzado muy poco" en esta materia.

Sin embargo, PRC y PSOE han dicho 'no' a la PNL de Vox al considerar que el Gobierno regional ya está trabajando en esta materia y se ha avanzado de forma "significativa".

Así lo ha indicado el regionalista Francisco Ortiz, que ha afirmado que Cantabria es una de las comunidades "donde más fácil es abrir una empresa", en "menos tiempo" y con un menor número de trámites.

Los socialistas han advertido también de que sustituir de forma genérica la necesidad de autorización previa por la declaración responsable puede agilizar los plazos y las actuaciones pero también "poner en peligro" el interés general.

Concretamente, en la iniciativa de Vox se pedía que el ejercicio de cualquier actividad o la realización de obras que no requieran proyecto estén sujetas a un sistema de comunicación previa y declaración responsable como principio general, siendo la excepción las catalogadas como nocivas o insalubres.

También pedía que se elimine el requisito de la superficie para obras que no requieran proyecto, que actualmente es de 750 m2, o fijarse una superficie lo suficientemente grande que haga realidad el sistema de la declaración responsable como procedimiento general y la autorización administrativa previa como excepción.

Además, se insta al Gobierno de Cantabria a realizar las modificaciones legales necesarias en materia de comunicación previa y declaración responsable, dentro de su competencia, a fin de recuperar de forma intensiva el uso del silencio administrativo positivo, entre otros puntos.

Cs, pese a considerar que hay un "exceso de burocracia" en la Administración, que se ha incrementado de forma "alarmante" a raíz de la pandemia, ha decidido abstenerse al no estar de acuerdo con todos los puntos de la PNL y considerar alguno demasiado "genérico", pudiendo crear así "más problemas que soluciones".

BRONCA DEL PRESIDENTE DEL PARLAMENTO A VOX

El debate de esta PNL ha comenzado con bronca después de que el portavoz del grupo mixto-Vox, Cristóbal Palacio, pidiera la comparecencia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, esta misma tarde en el Pleno para dar cuenta de la reunión de la Conferencia de presidentes celebrada este lunes.

Palacio, que ya había hecho este planteamiento por la mañana, se ha ofrecido a retirar la PNL para que ese tiempo de debate lo usara Revilla con este fin.

El presidente del Parlamento, el socialista Joaquín Gómez, le ha llamado la atención por no ceñirse al punto del orden del día. "El señor presidente dará las explicaciones oportunas cuando lo considere oportuno", ha dicho el jefe de la Cámara legislativa.

Sin embargo, Palacio ha insistido en ello y ha asegurado que Revilla parecía dispuesto a ello y por eso "no entendía" que no pudiera hacerse si ambos estaban de acuerdo.

"Quien ordena el debate del orden del día es este presidente", ha zanjado Gómez refiriéndose a sí mismo.