24 de febrero de 2021
23 de octubre de 2014

El Gobierno regional destina más de 3,5 millones a hacer de la CA-233 entre Puente Arce y Renedo en una "excelente vía"

El Gobierno regional destina más de 3,5 millones a hacer de la CA-233 entre Puente Arce y Renedo en una "excelente vía"
VÍCTOR VÉLEZ

Rodríguez Argüeso visita las obras

SANTANDER, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las labores de mejora de la CA-233 entre Puente Arce y Renedo ya están en marcha y supodrán una inversión de más de 3,5 millones de euros del Gobierno de Cantabria, que ha asegurado que, tras esta actuación, se contará con una "excelente vía de comunicación dotada con todas las medidas de seguridad vial".

Así lo ha asegurado este jueves durante una visita a las obras el consejero de Obras Públicas y Vivienda, Francisco Rodríguez Argüeso, quien ha destacado la "alta calidad" que, a su juicio, tiene el proyecto que se está llevando a cabo.

El titular de Obras Públicas ha afirmado que la carretera, de 7,5 kilómetros de longitud, constituye un "eje fundamental" dentro del municipio de Piélagos y ha resaltado la "importancia" de la inversión en esta actuación.

Rodríguez ha señalado también que los trabajos se llevan a cabo tratando de causar "las mínimas molestias a los vecinos y en el menor plazo posible".

En su visita, Rodríguez ha inspeccionado los trabajos de drenaje transversal que se están efectuando en el punto kilométrico 1.100 y, posteriormente, ha supervisado las obras de rehabilitación estructural del firme existente inicialmente, que está siendo sometido a un proceso de mejora mediante el reciclado en frío del cemento, un trabajo que se está realizando in situ con una moderna maquinaria específica para ello.

El consejero ha realizado la visita junto al alcalde de Piélagos, Enrique Torre; del director general de Carreteras, José Francisco Sánchez Cimiano, técnicos de su departamento y representantes de la empresa SENOR, adjudicataria de la obra.

Con motivo de la ejecución del proyecto se ha precisado la realización de cortes temporales al tráfico, que se iniciaron a las 8.00 horas del pasado día 20 de octubre y durarán hasta las 20.00 horas del próximo lunes, 27.

En un comunciado, el Gobierno regional ha explicado que el motivo es garantizar la seguridad vial debido a los trabajos de drenaje, que afectan al tramo comprendido entre el kilómetro 1 y el 1,5.

Debido a estas obras, esta misma carretera estará también cortada los días laborables entre el 28 de octubre y el 14 de noviembre, ambos inclusive, entre las 8:00 y las 20:00 horas, en este caso debido a la instalación del reciclado del firme existente en tramos que irán avanzando de Renedo a Puente Arce, conforme progresen dichos trabajos.

ITINERARIOS ALTERNATIVOS

La Consejería de Obras Públicas ha habilitado itinerarios alternativos para facilitar a los conductores el tránsito a sus respectivos destinos.

Para los vehículos de masa máxima autorizada inferior a 10 toneladas, se recomienda la N-611, entre Puente Arce y Oruña; la CA-321, entre Oruña y Vioño, y la CA-234, entre Vioño y Renedo.

Con respecto a los vehículos de masa máxima autorizada igual o superior a 10 toneladas, la Consejería recomienda la N-611/Autovía A-67, entre Puente Arce y Torrelavega; N-634, entre Torrelavega y Zurita, y la CA-234, entre Zurita y Renedo. Tanto el corte como los desvíos estarán debidamente señalizados.

DATOS TÉCNICOS DEL PROYECTO

Las obras se están desarrollando a través de la reforma estructural del firme existente, mejorando la capacidad portante de la plataforma mediante el reciclado in situ en frío añadiendo cemento.

Además, se está procediendo a la rectificación de varias curvas, así como la creación de diversas aceras en zonas urbanas y zonas peatonales en zonas interurbanas.

La nueva vía cruza tres cauces de agua, por lo que se están construyendo sendas pasarelas peatonales para el tránsito de las aceras.

De acuerdo a la norma de trazado vigente, se está uniformando la sección-tipo de la carretera, habiendo establecido un ancho tipo de 3,25 metros para cada carril y aumentándose esta medida en los tramos de curva.

Por otra parte, se ha habilitado un nuevo sistema de iluminación de las nuevas zonas peatonales, a través de una red de alumbrado soterrada a lo largo de las aceras y del paseo peatonal, en sustitución de un alumbrado hasta ahora heterogéneo a lo largo del trayecto.

Los elementos de señalización, cuya antigüedad hacía necesaria la unificación de sus parámetros, también han sido sustituidos, añadiendo una nueva barrera metálica para la protección de los motociclistas en los puntos establecidos.

También se han dispuesto diversas medidas correctoras del impacto ambiental, que incluyen una formación de zonas verdes en los tramos del antiguo trazado que ahora hayan quedado en desuso.

Además, se ha llevado a cabo la plantación de diversas especies autóctonas en el tramo, así como una hidrosiembra de los taludes generados por las obras.