12 de diciembre de 2019
25 de mayo de 2010

El H1N1 fue el causante del 95% de los casos de gripe detectados la última campaña, en la que hubo nueve fallecidos

Los grupos de riesgo se vacunaron más de la gripe estacional que del nuevo virus

El H1N1 fue el causante del 95% de los casos de gripe detectados la última campaña, en la que hubo nueve fallecidos
EP

SANTANDER, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El virus H1N1 fue el causante del 95 por ciento de los casos de gripe detectados en Cantabria en la última campaña gripal, durante la cual se registraron en total 156 ingresos hospitalarios y hubo nueve fallecimientos.

El consejero de Sanidad, Luis Truan, hizo hoy balance de la campaña y destacó, por un lado, el satisfactorio desarrollo de las campañas de vacunación, y por otro, la buena respuesta asistencial del sistema sanitario cántabro frente a la enfermedad.

Según recordó, la última campaña de la gripe ha estado marcada por la doble vacunación (una contra la gripe estacional y otra contra la gripe A), así como por un "comportamiento atípico" de la onda epidémica.

En lo que respecta a la evolución de la enfermedad, los datos de seguimiento de la red centinela indican un inicio "excesivamente temprano" de la onda gripal, hasta el punto que a mediados del mes de agosto se registró ya un pico de enfermedad que llegó a alcanzar el umbral epidémico.

Se ha tratado de una onda de crecimiento y descenso rápido, de siete semanas de duración, entre principios de octubre y primeros de diciembre, con pico en la semana 43 (25-31 de octubre). Por el contrario, a nivel nacional el pico se dio en la semana 46, y la onda gripal se mantuvo algunas semanas más.

Los datos de incidencia reflejan un total de 156 ingresos hospitalarios por gripe, 42 de ellos graves, 13 ingresos en UCI y nueve defunciones. Cerca del 95% de casos detectados han sido causados por la gripe A H1N1.

Por sexos, no se aprecian grandes diferencias en la incidencia, que fue levemente superior entre los varones (51,5%) y algo inferior en las mujeres (46,5%). Por edades, en cambio, sí se constatan diferencias destacables. Así, la mayor cantidad de casos se presentó por debajo de 40 años y casi no hubo casos entre los mayores de 65-70 años.

VACUNACIÓN

En lo que respecta a la vacunación, el balance de la campaña muestra una mayor cobertura en el caso de la gripe estacional. De hecho, la población incluida en los grupos de riesgo se vacunó cuatro veces más contra la gripe estacional que contra la gripe pandémica.

En total, la sanidad pública administró 127.948 dosis de la vacuna contra la gripe estacional, frente a las 121.885 utilizadas en la temporada anterior. Por su parte, el sector privado distribuyó 4.717 dosis (153 más que el año anterior).

Al igual que en años precedentes, la vacunación contra la gripe estacional incluyó como grupos de riesgo a las embarazadas en su segundo o tercer trimestre; personas de 60 o más años; pacientes con enfermedades crónicas; niños de 6 meses a 18 años en tratamiento crónico con aspirina; grupos que se encontraban en cuarteles, centros penitenciarios, instituciones o internados en centros de enfermos crónicos, así como personal que presta servicios públicos esenciales, incluido el sanitario; cuidadores de personas de riesgo y quienes estaban en contacto con aves infectadas de virus gripal.

Finalizada la campaña de vacunación, la cobertura en la población de 65 ó más años fue del 71,1%, superior a la de la temporada anterior que fue del 68,9%.

Por su parte, la vacunación de las personas de 60 a 64 años, que se han incluido este año por cuarta vez, fue del 49% (51,6% en la campaña anterior); y la vacunación en menores de 59 años fue del 7,8% (7,2% un año atrás).

En el caso de los trabajadores de centros sanitarios, la cobertura de vacunación se situó en el 42,7%, inferior a la campaña anterior (43,8%), pero por encima del umbral del 40% que, según la OMS, garantiza los beneficios para los pacientes y la Salud Pública. Mientras tanto, la cobertura de vacunación del personal sanitario contra la gripe A H1N1 fue del 12,8%.

GRIPE A H1N1

En cuanto a la gripe A H1N1, dentro de los grupos de riesgo prioritarios se incluyeron las embarazadas en los tres trimestres de gestación, las personas con obesidad mórbida y únicamente aquellas personas mayores de 65 años que presentaran algún factor de riesgo conocido.

El número total de vacunas administradas fue de 34.741, lo que supone una cobertura del 36,3 por ciento de la población estimada de riesgo.

Analizando aquellos datos que son comparables entre la vacunación de la gripe estacional y de la H1N1, Sanidad estima que la población de riesgo se vacunó cuatro veces más contra la gripe estacional que contra la pandémica.