23 de febrero de 2019
  • Viernes, 22 de Febrero
  • 25 de julio de 2018

    El Índice de Precios Industriales crece un 3,6% en junio

    El Índice de Precios Industriales crece un 3,6% en junio
    EUROPA PRESS

    SANTANDER, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Índice de Precios Industriales (IPI) subió un 3,6% en junio en Cantabria respecto al mismo mes de 2017, impulsado por los bienes intermedios y la energía, según informa hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), que indica que también los precios se incrementaron un 0,6% en la región con relación al pasado mes de mayo.

    Con estos datos, el IPI de Cantabria acumula 21 meses en positivo, y además, nuevamente por encima de la media nacional, que creció un 2,9 por ciento en el interanual en junio.

    Así, en comparación con junio de 2017, el incremento de los precios en Cantabria estuvo determinado por los bienes intermedios (6,3%) y la energía (5,5%), aunque también subieron los bienes de equipo (0,9%), los bienes consumo no duradero (0,6%) y bienes de consumo (0,2%). De este modo solo volvieron a bajar los precios de los bienes de consumo duradero (-1,9%).

    En repunte de los precios en términos mensuales estuvo determinado el estancamiento de los sectores de bienes de consumo, bienes de consumo duradero y bienes de consumo no duradero; la caída de los bienes intermedios un -0,3%; el crecimiento casi nulo de los bienes de equipo (0,1%); y el alza de la energía, con un 3,9%.

    De este modo, en lo que va de año, el IPI se ha incrementado un 2,6% en Cantabria, impulsado por los bienes intermedios (4,8%) y la energía (2,5%).

    En España, los precios industriales subieron un 1% en relación al mes anterior y aceleraron su crecimiento interanual más de un punto. Con el repunte interanual de junio, los precios industriales encadenan 21 meses consecutivos en tasas positivas.

    La aceleración de la tasa interanual de los precios industriales se ha debido al repunte en casi tres puntos de la variación interanual de la energía, hasta el 12,1%, debido al encarecimiento de la producción de energía; y a la subida de la tasa interanual de los bienes intermedios en siete décimas, hasta el 3,3%, por el alza de los precios en la fabricación de productos químicos básicos y de la producción de metales preciosos.