9 de agosto de 2020
7 de julio de 2020

Margallo propone un gran pacto nacional a dos años y después "disolución y a votar"

Para abordar las grandes reformas estructurales que España necesita y cambiar el modelo productivo asegurando el estado de bienestar

Margallo propone un gran pacto nacional a dos años y después "disolución y a votar"
Economía.- Margallo avala a Calviño para el Eurogrupo: Intenta poner orden en la pintoresca coalición que nos gobierna - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

SANTANDER, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado del PP y exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, ha advertido que la pandemia de coronavirus ha acrecentado las diferencias entre países europeos y que España va a salir "más retrasada" de la crisis, por lo que ha destacado la necesidad de acometer de una vez las grandes reformas pendientes. Para ello, ha propuesto "un gran pacto nacional a dos años con un programa muy concreto" y a continuación, "disolución y a votar".

El político valenciano ha mostrado su preocupación porque España "no está abordando los problemas" y ha advertido que el país "no está para maquillajes, sino para "una reforma de fondo que tenía que haberse hecho en 2014".

Una reforma que, en su opinión, España "no está en condiciones" de afrontar con este "guirigay". Se ha referido así a la fragmentación política del país y a la "unión de hecho" PSOE-Podemos y Sánchez-Iglesias, un "matrimonio austro-húngaro" que "unos días funciona y otros no" -ha dicho- y que "no puede llegar a alianzas sólidas con partidos que se están diluyendo todos los días y cambiando de escenario".

El europarlamentario del PP considera que "no hay determinación política", advierte que "la polarización es lo último que necesitamos" y avisa que "cuando el mundo se acelera, lo pagas porque unos se adelantan y otros se van retrasando", como en su opinión le está pasando a España por no hacer un diagnóstico correcto y no abordar los problemas.

Margallo, que ha intervenido desde Bruselas en el foro económico del Diario Montañés, conducido por la periodista Pilar González, considera que Europa, a diferencia de la crisis de 2008, "ha reaccionado deprisa y bien" ante la que ha definido como "la mayor crisis del mundo occidental", con un volumen de ayudas proporcional a la envergadura de la situación que estamos viviendo.

Sin embargo, ha opinado que los partidos políticos en España no han estado a la altura. "Visto por dónde transcurre el debate nacional, me parece que no somos conscientes de la gravedad de la situación", ha dicho el europarlamentario del PP, quien considera "suicida" y una "frivolidad" volver a discutir sobre la organización territorial y la secesión de Cataluña "con la que está cayendo".

El político valenciano ha recalcado que "estamos en una situación radicalmente nueva, en un cambio de etapa, en un tiempo nuevo" en el que "las recetas de ayer no valen para hoy". "Esto no es un resfriado", ha recalcado, tras alertar de que para acceder a los fondos del futuro plan de recuperación de la Unión Europea, "no va a haber hombres de negro" pero sí una condicionalidad. "El dinero no va a ser gratis, no va a ser maná del cielo", ha apostillado.

"Nos van a exigir que la economía nacional sea sostenible y lo suficientemente sólida para hacer frente a las obligaciones del Estado" y eso supone -ha dicho Margallo- o reducir gastos o aumentar ingresos, que a su juicio es "lo último que deberíamos hacer" en el contexto actual.

Así, ha concluido que "lo único que podemos hacer es grandes reformas para eliminar duplicidades y lograr un sistema más efectivo", porque "necesitamos dinero para cambiar el modelo productivo" sin que se resienta el estado de bienestar, y "eso requiere un gran pacto nacional".

El político del PP se ha quejado de que en España "llevamos desde 2015 sin que se mueva un papel, y lo único que ha hecho el Gobierno es cargarse lo bueno que habíamos hecho", como la reforma laboral o la educativa, y ha opinado que "hay que discurrir por el camino inverso".

PACTOS DE LA MONCLOA

Por otro lado, Margallo ha señalado que los Pactos de la Moncloa, de los que tanto se ha ha hablado durante la pandemia, tuvieron "una diferencia esencial". "Primero que todos teníamos ganas de hacer país; y segundo, que se empezó a trabajar sobre unos proyectos muy sólidos" de las reformas que España necesitaba. "Aquí no ha pasado nada de eso. Aquí parece que todos estamos deseando que el de enfrente se parta las piernas y no parece que haya habido proyectos serios", ha sostenido.

Sin embargo, ha defendido que ahora "estamos en una situación infinitamente mejor" que entonces para reformar las instituciones y tenemos el "salvavidas" de Europa. "Se puede hacer, lo importante es saber a dónde quiere ir uno y tener el coraje y la determinación para hacerlo", ha apostillado.

LA MONARQUÍA

García Margallo, que cree en la España federal y en el "sueño de los Estados Unidos de Europa", defiende que la Monarquía es "esencial" porque "encarna la unidad nacional" en un escenario de fuerte fragmentación política y es "un activo en la política exterior".

El exministro considera que en la Constitución "hay muy pocas cosas que cuestionar" pero "los tiempos del 77 no son estos tiempos", ha puntualizado en relación a cuestiones novedosas como el derecho a a la privacidad o la biomedicina.

Además, se ha mostrado partidario de "constitucionalizar" el derecho a recibir una pensión y a actualizarla; modificar todo la organización territorial; reformar el Senado para que sea una cámara federal, un lugar de encuentro entre el estado y las comunidades autónomas; diseñar un modelo de financiación claro en el que cada uno sepa con lo que cuenta y lo que puede gastar; clarificar las compentencias y en definitiva, "poner orden". "Es la gran oportunidad que ofrece una crisis, y eso en Europa lo estamos haciendo", ha concluido.

Para leer más