18 de junio de 2019
30 de abril de 2010

Martín inaugura hoy las obras de mejora de la red general de abastecimiento

Las obras se adjudicaron en 180.000 euros

SANTANDER, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, inaugurará hoy las obras de rehabilitación de la red general de abastecimiento de agua potable en Cillorigo de Liébana, que se adjudicaron en 180.000 euros.

La inauguración tendrá lugar en la Casa Consistorial de Castro-Cillorigo, a las 12.30 horas, y también acudirán la directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Combinado del Agua, Ana Isabel Ramos, y el alcalde de Cillorigo de Liébana, Jesús María Cuevas.

El objetivo de las obras ha sido dotar a una zona carente de unos servicios de agua modernos de unas instalaciones hídricas acordes a su carácter rural en las localidades de Lebeña y El Allende, informó en Gobierno en una nota.

Las obras han consistido en la sustitución de un ramal obsoleto de fibrocemento de 982,33 metros, en Lebeña, por una tubería de polietileno de 90 milímetros de diámetro. Al mismo tiempo, se ha procedido a renovar las acometidas de las 53 viviendas y granjas de la zona, ya necesitadas de una red de abastecimiento que impidiese la pérdida de recursos hídricos que se estaba dando por el uso de una estructura "obsoleta".

Debido a que Lebeña y El Allende disponen de un manantial que les abastece, la Consejería de Medio Ambiente ha procedido a la renovación integral de la tubería de 450 metros que lo comunica y a la ejecución de una nueva red desde la fuente hasta la arqueta de rotura, esta vez de 150 metros de longitud.

También se ha instalado una caseta de tratamiento y un depósito, que se comunican por medio de cuatro tuberías de 150 metros de longitud cada una.

Con ello se pretende asegurar el suministro de agua potable en toda la zona, incluso en las temporadas de estiaje.

Como novedad, se ha construido una caseta de desinfección y de filtración rápida para asegurar los índices de salubridad en toda la zona, y la construcción de una arqueta de rotura de carga que recoja las aguas del manantial y de la fuente.

Para la consecución de las obras se han movido más de 1.750.000 metros cúbicos de tierra, además de instalar 32 válvulas de empuje y 20 registros de consumo. Todo ello, con el objetivo de la Consejería de Medio Ambiente de conseguir un "ahorro del consumo de agua" y una "calidad en el servicio".