12 de agosto de 2020
11 de septiembre de 2009

Martín pone como ejemplo de colaboración entre municipios a la Mancomunidad Altamira-Los Valles

El consejero presidió en Cartes la presentación de la guía ambiental de esta Mancomunidad formada por Santillana, Reocín y Cartes

SANTANDER, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, ha puesto como ejemplo de colaboración entre municipios a la Mancomunidad de Altamira-Los Valles, felicitando a las Corporaciones de Santillana, Reocín y Cartes por su "dinámica actividad y fructíferos resultados".

El consejero realizó estas declaraciones en la sala Marianela del Ayuntamiento de Cartes, durante la presentación de la guía ambiental y un DVD sobre los recursos ambientales y paisajísticos, a la que asistió la presidenta de la Mancomunidad, Mar González, y los alcaldes Saturnino Castanedo (Cartes), Germán Fernández (Reocín) e Isidoro Rábago (Santillana del Mar).

Martín se refirió a la necesidad de asociarse para llevar a cabo determinadas tareas en el territorio común, asegurando que por ese motivo los municipios de la Mancomunidad "se van a ver favorecidos en su posición con respecto a otros ayuntamientos".

El consejero elogió el trabajo coordinado de las tres Corporaciones desde la idea de las tres tes necesarias para el progreso: la Tecnología, el Talento y la Tolerancia.

También resaltó la importancia de gestionar el medio ambiente desde lo local, señalando que "es más eficaz el euro que gastáis vosotros mismos desde vuestro Ayuntamiento que el euro que invierte el Gobierno".

En este sentido, Martín se refirió a la política abierta de subvenciones de la Consejería "para dotar al territorio de recursos para hacer políticas locales más eficaces". Durante 2009, la Consejería de Medio Ambiente ha concedido 36.675 euros a la Mancomunidad Altamira-Los Valles para realizar iniciativas de promoción de la participación pública y el desarrollo sostenible.

Concretamente, los proyectos beneficiados han sido la tercera edición del programa sobre dinamización de la participación ciudadana en la gestión ambiental mancomunada, junto con una campaña de información y divulgación ligada al proceso de Agenda 21 local.

Además de las ayudas a la Mancomunidad Altamira-Los Valles, sus municipios integrantes han recibido durante el año en curso subvenciones de Medio Ambiente por un cuantía conjunta de 460.000 euros, para la ejecución de actuaciones de educación ambiental y participación pública, fomento de las energías renovables y la movilidad sostenible o la racionalización del consumo de agua, entre otros ámbitos.

LA GUÍA AMBIENTAL

La guía ambiental es una pequeña publicación que repasa de forma sencilla los ecosistemas que se pueden encontrar en la Mancomunidad, explicando sus características y hablando de su flora y fauna. Como el DVD que la acompaña (de una duración de algo menos de ocho minutos), está editada por la Mancomunidad y financiada por la Consejería de Medio Ambiente.

Este proyecto forma parte de los programas ambientales que la Mancomunidad desarrolla anualmente desde que en 2007 empezase a recibir las ayudas de la Consejería de Medio Ambiente para poner en marcha acciones de educación ambiental.

En estos dos últimos años, la Mancomunidad ha editado una publicación trimestral de contenidos ambientales y ha continuado con el trabajo de divulgación a través de iniciativas de participación vecinal, como el concurso de Fotografía de la Naturaleza, que este año celebrará su tercera edición.

ALTA PARTICIPACIÓN

En el marco de este programa de sensibilización de la Mancomunidad Altamira-Los Valles financiado por la Consejería de Medio Ambiente, más de 250 personas participaron el pasado domingo en el I Evento Ambiental, celebrado en el Molino de Caranceja, en Reocín.

Las actividades, que se llevaron a cabo, tuvieron como objetivo dinamizar y fomentar una conciencia de consumo responsable en los participantes.

Entre ellas, cabe reseñar las dirigidas a respaldar la producción ecológica local, con un mercado de productos de la zona, una charla sobre los beneficios de dichos productos y sendos talleres sobre huertos ecológicos y extracción de semillas autóctonas. Asimismo, se efectuó una ruta de interpretación ambiental en el entorno del Molino.