3 de junio de 2020
4 de abril de 2020

Más controles en los accesos a Cantabria para evitar desplazamientos indebidos por la Semana Santa

Realizará solo este fin de semana un millar de controles

Más controles en los accesos a Cantabria para evitar desplazamientos indebidos por la Semana Santa
Control de tráfico en Cantabria - AGRUPACIÓN TRÁFICO GUARDIA CIVIL DE CANTABRIA

SANTANDER, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, en coordinación con la Dirección General de Tráfico (DGT), está intensificando los controles en los accesos a la comunidad autónoma tanto en las autovías como en las carreteras secundarias, tanto nacionales como autonómicas, para evitar que se lleven a cabo desplazamientos indebidos con motivo del inicio de la Semana Santa y no se respeten las limitaciones del estado de alarma por el coronavirus.

De hecho, está previsto que solo en este fin de semana se desarrollen unos 1.000 controles de Tráfico en accesos y salidas de las autovías A-8, tanto en la confluencia con el País Vasco como en la de Asturias, y en la A-67, que une Cantabria con la Meseta, en concreto con la provincia de Palencia.

También se realizarán controles, tanto fijos como móviles, en múltiples carreteras nacionales y autonómicas que dan acceso a las principales poblaciones y comarcas de la región con el objeto de captar a aquellos que traten de acudir a segundas residencias con motivo de las fechas festivas.

Unos desplazamientos que desde la Delegación del Gobierno en Cantabria se recuerda que no están permitidos, tal y como establece el Real Decreto de estado de alarma para hacer frente a la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19.

La delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones, ha indicado que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, junto con la DGT, está haciendo un "ingente trabajo" para establecer el mayor número de controles posibles para impedir los desplazamientos a segundas residencias en municipios costeros de la Comunidad Autónoma y en comarcas del interior como es el caso de Liébana.

"Los controles se han intensificado progresivamente desde que entró en vigor el estado de alarma y ahora se hará un mayor esfuerzo de cara al inicio de la Semana Santa", ha dicho Quiñones, que ha señalado que no sólo se vigilarán esos desplazamientos indebidos a segundas residencias sino también aquellos no permitidos como acudir a los pueblos o a realizar actividades al aire libre.

Así, ha recordado que, durante la vigencia del estado de alarma, las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades: adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad, o la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

También están permitidos los desplazamientos al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial, el retorno al lugar de residencia habitual, ir a entidades financieras y de seguros o cualquier otra actividad e análoga naturaleza.

Además, ha reiterado que los desplazamientos tanto a pie como en vehículo deben realizarse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores o por una causa justificada.

Así, ha advertido de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad actúan y "lo hacen con contundencia" frente a quienes incumplen estas medidas, que --ha dicho-- "son los menos". "La mayoría de la ciudadanía de Cantabria está siendo ejemplar y demostrando una gran solidaridad en esta difícil situación", ha subrayado.

Hasta ayer viernes, 3 de abril, la Guardia Civil, la Policía Nacional y las policías locales de Cantabria han instruido 5.113 propuestas de sanción y han detenido a 61 personas por incumplimientos graves de esas medidas de limitación de los desplazamientos.

Para leer más