30 de marzo de 2020
7 de febrero de 2019

Morán dice que desde el Ministerio "no se prejuzga" ni se tiene "una posición a favor o en contra" sobre los espigones

Morán dice que desde el Ministerio "no se prejuzga" ni se tiene "una posición a favor o en contra" sobre los espigones
DELEGACIÓN GOBIERNO CANTABRIA

SANTANDER, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha señalado, tras exponer las conclusiones del estudio del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) sobre la estabilización de las playas Magdalena-Peligros, que desde el Ministerio para la Transición Ecológica "no se prejuzga ni se tiene una posición a favor o en contra" del proyecto.

En este sentido, ha resaltado que la decisión de elaborar un informer se tomó en base a las diferentes posturas de las administraciones implicadas, Ayuntamiento de Santander y Gobierno de Cantabria, y el pronunciamiento del Parlamento regional solicitando la reversión de las obras.

Así, para que todas las partes implicadas pudieran tomar una decisión en base "a criterios técnicos", desde el Ministerio se optó por solicitar el estudio del CEDEX, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Una vez elaborado el estudio, se ha dado al Ayuntamiento de Santander y al Gobierno de Cantabria un plazo de 10 días para que remitan sus valoraciones y poder determinar "si se continúa con las obras o se mantiene su paralización", ha explicado.

Morán ha trasladado este jueves las conclusiones del informe en una reunión en la Delegación del Gobierno en Cantabria para informar al Ayuntamiento de Santander y el Gobierno de las conclusiones del mismo.

CONCLUSIONES

Según ha indicado la Delegación, este estudio indica que en la situación actual, con un único dique construido, si no se realiza ninguna actuación en el sistema de playas Magdalena-Peligros tras la paralización de las obras de estabilización, se dejaría a las playas en una situación de inestabilidad.

Igualmente, afirma que de no finalizarse la obra, sería preciso desmantelar el espigón construido para evitar los posibles riesgos en la zona del Balneario y el muro del Campo de Polo.

En este caso, además, si se quieren mantener los mismos anchos de las playas de los últimos 20-30 años, se deberían retomar las actuaciones de aportación de arena que venía realizando periódicamente la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar.

Por último, indica que la única posibilidad para estabilizar el sistema de playas es evitar las pérdidas de sedimento por el Oeste, para lo cual es preciso finalizar la obra proyectada, que incluye el cierre del arenal con el espigón Promontorio y la aportación de arena de dragada procedente de los bajos del muelle del Promontorio.