6 de abril de 2020
4 de febrero de 2019

Ordóñez une sus votos a PRC y PSOE para evitar que se apruebe una moción del PP que pedía el cese de Real

Hasta ahora, esta diputada había votado siempre a favor del cese de la consejera pero asegura que relevar a Real ahora generaría un "caos"

Ordóñez une sus votos a PRC y PSOE para evitar que se apruebe una moción del PP que pedía el cese de Real
EUROPA PRESS - ARCHIVO

SANTANDER, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

PRC, PSOE y la diputada no adscrita Verónica Ordóñez (Podemos) han unido este lunes sus votos en el Pleno del Parlamento para evitar que saliera adelante una moción del PP que reclamaba el cese de la consejera de Sanidad, la socialista María Luisa Real, por las irregularidades en el Servicio Cántabro de Salud (SCS).

Así, la moción del PP ha quedado rechazada por 17 votos a favor (PP y grupo mixto) y 18 en contra (PRC, PSOE y Ordóñez).

Este resultado supone la ruptura del consenso que mantenía hasta ahora toda la oposición a la hora de pedir el cese de Real, un consenso que había permitido aprobar un resolución en este sentido en el último Debate del estado de la Región, que es la que el PP, en su iniciativa, reclamaba que cumpliera el Gobierno de Cantabria y su presidente, Miguel Ángel Revilla (PRC), relevando a la titular de Sanidad.

En su argumentación, Ordóñez, que se estrenaba este lunes en un pleno como diputada no adscrita tras su salida del grupo Podemos --que ha quedado extinguido--, ha asegurado que cree que Real "hace tiempo que debiera haber abandonado" su cargo como consejera por su "mala gestión" y porque lo había pedido el Parlamento, pero ha señalado que ahora, a dos meses de la convocatoria electoral, no debería ser cesada por el "tremendo caos" que, a su juicio, ello generaría.

Ordóñez ha asegurado que rechaza que se cese ahora a la consejera "no por falta de ganas, sino por una cuestión de responsabilidad". "Nadie que piense en lo mejor para la prestación de los servicios de nuestro sistema de salud y no en rendimiento electoral puede aprobar esta propuesta. Por mucho que creemos que Luisa Real hace tiempo que debiera haber abandonado ese cargo", ha dicho.

Esta postura de Real ha sido criticada por el diputado del PP Íñigo Fernández, que ha acusado a Ordóñez de "tirarse al suelo" en defensa de la consejera.

El resto de diputados ha mantenido el mismo sentido de voto que hasta ahora, entre ellos los integrantes de los grupos que sustentan al Gobierno bipartito.

Así, PRC y PSOE han votado en contra del cese de la consejera y han recordado que Real no está investigada en el proceso judicial abierto por este caso.

En el otro lado, el PP y también los diputados José Ramón Blanco, Alberto Bolado, Rubén Gómez y Juan Ramón Carrancio --ahora los cuatro en el grupo mixto-- han vuelto a pedir el cese de la consejera.

Así, por ejemplo, el diputado del PP Íñigo Fernández ha insistido en implicar a la consejera en estas irregularidades ya que, según insiste el 'popular', Real fue quien nombró a los exaltos cargos investigados.

Estos exaltos cargos son el exdirector del SCS, Julián Pérez Gil; el exdirector de Gestión Económica, Francisco Javier Gónzález Gómez; el exgerente de Atención Primaria, Alejandro Rojo Gutiérrez. También está investigado el asesor externo Alvaro Sáenz de Viteri, contratado por los anteriores.

Además, el portavoz del PP y diputado insiste en que Real conoció las denuncias de la exjefa de Contratación del SCS sobre estos hechos y, según el PP, las ocultó y consintió.

El PP ha criticado también que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, no haya cesado hasta ahora a la consejera y le instaban a aprovechar esta iniciativa para quitarse esa "mochila".

Al conocer que el PRC, el partido de Revilla, votaría en contra, Fernández ha dicho a Revilla: "Se ha cargado usted con la mochila. A lo mejor le salpica", ha concluido.

Por su parte, los regionalistas han defendido la actuación del presidente cántabro y líder del PRC y han señalado que tras conocer las denuncias encargó que se abriera una investigación interna.

Por su parte, los socialistas han criticado el "empecinamiento" del PP en este caso y de quienes insisten en pedir el cese de la consejera por "aprovechamiento político".