29 de febrero de 2020
23 de abril de 2018

Oria espera contar "pronto" con un "gran pacto" para impulsar la IGP de la anchoa del Cantábrico

Desde 2012 se han abatido 16 jabalíes en el monte Buciero de Santoña, ninguno en el último control, que concluyó a finales de marzo

SANTANDER, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha afirmado este lunes en el Pleno del Parlamento que espera contar "pronto" con un "gran pacto" para el impulso de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de la anchoa del Cantábrico.

A preguntas del diputado del PP Iñigo Fernández, Oria ha dicho que hay "absoluta unanimidad" en el sector extractivo respecto al apoyo a la IGP y una "muestra importante" del sector conservero de la región que ha manifestado su interés por adherirse. El consejero ha añadido que en el momento en que la mayor parte del sector conservero de toda la cornisa "esté de acuerdo", "es posible que tiremos para adelante".

"Sabíamos que la unanimidad no iba a ser fácil", ha señalado Oria, quien ha explicado que la oposición de grandes conserveras de fuera de Cantabria ha sido "manifiesta". No obstante, ha defendido que el trabajo de sensibilización y concienciación del sector conservero "ha dado sus frutos" y se va a seguir trabajando en ello.

"Entramos en la recta final de cara a la aceptación del proyecto, y pretendemos poder fijar pronto una fecha para reunirnos ante un proyecto de consenso", ha explicado el consejero, quien ha puntualizado que "serán los técnicos los que deberán fijar las bases concretas del mismo, sobre las condiciones que se aprueben por parte de la mayoría y que cuenten con respaldo técnico".

JABALÍES EN SANTOÑA

Por otro lado, y también en respuesta a preguntas del mismo diputado del PP, Oria ha dicho que la proliferación de jabalíes en las inmediaciones del casco urbano de Santoña "dista mucho de ser reciente", como sostiene Fernández, sino que su presencia se remonta a "al menos 2012" en el monte Buciero y otras zonas forestales como Montehano o El Brusco.

Según ha dicho, desde ese año se han abatido 16 ejemplares, pero en el último periodo de aguardo, que es de un mes y ha terminado a finales de marzo, no se ha abatido ningún ejemplar. "No hay miles", ha dicho Oria, que ha reprochado al diputado del PP que tal y como habla de este asunto, "parece que están en todos lados". Fernández, por su parte, le ha pedido que "tome medidas para poner fin a un problema que a lo mejor algún día nos puede dar algún disgusto".

Oria ha explicado que esta especie ha encontrado en el monte Buciero un hábitat "idóneo" porque tiene alimento, refugio y un clima favorable. También ha influido el hecho de que el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Parque Natural de las Marismas de Santoña, del que forma parte el monte Buciero, prohíbe la caza deportiva, y contempla un régimen de excepciones para el control de especies.

El consejero ha añadido que se ha descartado la autorización de batidas en Buciero por la presencia "casi permanente" de visitantes, la escasa visibilidad y la proximidad de viviendas, lo que obliga a garantizar la "máxima seguridad" y obliga a circunscribir los aguardos a determinadas épocas del año.

Para leer más