14 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 13 de noviembre de 2019

    Los PGC de 2020 (2.886 millones) suben un 1,2% más para "blindar" el Estado de Bienestar a costa de la invesión (-9%)

    La principal novedad son las deducciones para contribuyentes que vivan en 56 municipios rurales de Cantabria con riesgo de despoblación

    SANTANDER, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El proyecto de ley de Presupuestos Generales de Cantabria (PGC) para 2020 asciende a 2.886 millones de euros, un 1,2 por ciento más que el año anterior para "blindar el Estado del Bienestar" y luchar contra la despoblación de las zonas rurales en detrimento de las inversiones, que bajan un 9%.

    Se trata de unas cuentas "realistas" y "prudentes" que apuestan por "mejorar la vida de las personas" ya que destinan más recursos a Sanidad, cuyo presupuesto crece un 5,47% respecto a 2019 (48 millones) ; a Educación (+3,7%), y a Servicios Sociales (+3,14%), según ha explicado este miércoles, en rueda de prensa, la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez (PSOE) tras registrar los Presupuestos en el Parlamento.

    Según ha dicho, además de "apostar" por los servicios públicos, estos PGC --los primeros de la legislatura-- se dirigen a "impulsar el cambio de modelo productivo", fomentar la igualdad de oportunidades de los ciudadanos, independiente de su renta y del lugar dónde vivan; "aplicar una fiscalidad más justa" y que "luche contra la despoblación" y "avanzar" en la implantación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

    En este Presupuesto, el gasto no financiero sube a 2.377 millones, un 3,5% más que en 2019, mientras que el financiero baja a 427 millones.

    Por consejerías, la mayor parte del Presupuesto se lo lleva el Servicio Cántabro de Salud, con un 31,2 por ciento; la Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo, con un 17%; el Instituto Cántabro de Servicios Sociales, un 8%, y la deuda publica, con un 15%.

    El gasto que se destina a personal asciende a 981,3 millones y se lleva el 39,9 por ciento del total.

    IMPUESTOS Y DEDUCCIONES

    En el sistema tributario, las principales novedades versan sobre las deducciones aplicables en el IRPF a contribuyentes que tengan residencia habitual en zonas rurales con riesgo de despoblamiento, que, según los criterios del Gobierno, ascienden a 56 municipios, en los que viven 48.786 personas.

    Así, para estas personas que vivan en el medio rural, habrá deducciones por el arrendamiento de viviendas en esta zona, al autoempleo de menores de 35 años en ellas y los gastos de guardería.

    Ya de forma general, también hay otro tipo de deducciones por nacimiento y adopción de hijos y economía social.

    INGRESOS

    El total de los ingresos asciende a 2.885,9 millones, de los las entregas al cuenta son la principal fuente de ingresos y prevén un crecimiento de estas a un 3,5% --aunque se prevé que puedan ser mayores-- por lo que es una previsión "prudente".

    En lo que un 33,7% --972,8 millones--se prevé que procedan de los impuestos indirectos y un 21% los directos.