4 de julio de 2020
27 de mayo de 2020

El plan de choque de Santander contempla 136 medidas valoradas en 25 millones

El plan de choque de Santander contempla 136 medidas valoradas en 25 millones
Edificio y plaza del Ayuntamiento de Santande - AYUNTAMIENTO DE SANTANDER - ARCHIVO

SANTANDER, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El borrador del plan de choque del Ayuntamiento de Santander elaborado por el equipo de Gobierno PP-Cs, que se ha presentado hoy a los grupos municipales con el fin de conseguir consenso, recoge un total de 136 medidas de ámbito social, económico y de movilidad, valoradas en unos 25 millones de euros.

Entre ellas figura la creación del parque 20-20 en una zona verde del municipio, en homenaje a las víctimas del Covid-19, en el que cada familia podrá plantar un árbol en recuerdo de su fallecido.

Las propuestas del Plan Santander A Punto son muy variadas y van desde ayudas a los escolares --como licencias de libros y de conexión --a nuevas medidas fiscales como bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), pasando por subvenciones para bicicletas o por la creación de bonos comercio y turismo, que se suman a los de cultura.

Se trata de un plan abierto y con "voluntad de consenso", que tiene como prioridades a las personas, la protección del empleo y el apoyo al tejido productivo, y la accesibilidad en la regeneración económica.

El documento recoge un plan de apoyo social, con 34 medidas valoradas en 3,5 millones de euros; un plan para la reactivación económica con 92 medidas valoradas en 15 millones de euros; y un plan de adaptación al nuevo espacio urbano, con diez medidas valoradas en 6,5 millones.

Algunas de estas medidas, elaboradas desde las concejalías, con aportaciones de los grupos políticos y los sectores implicados, ya se han puesto en marcha, sobre todo en el ámbito social, al ser las más urgentes.

En conjunto, se trata de un plan "real, responsable, prudente e insuficiente", ha valorado la alcaldesa, Gema Igual, en la primera rueda de prensa que ofrece desde la declaración del estado de alarma, en la que ha defendido la necesidad de que los ayuntamientos puedan contar con los remanentes y superávit, que en el caso de Santander asciende a 60 millones de euros.

El borrador se ha entregado a los portavoces de los grupos municipales, con los que el equipo de Gobierno PP-Cs volverá a reunirse dentro de diez días para recoger sus sugerencias en busca del consenso. Si se aprueba en Junta de Portavoces, después pasará al Pleno.

MEDIDAS

En el ámbito social, el plan incluye, entre otras iniciativas, la creación de una mesa de trabajo y un sistema único de ayudas, la duplicación del fondo de emergencia, que ascenderá a 2,5 millones, así como de las subvenciones a ONG; lotes de alimentos de emergencia y bonos de alimentos; y refuerzo de la atención en el centro de acogida Princesa Letizia.

También, becas de guardería con mayor cuantía para las empresas y más becas de comedor, y la creación de un plan de acompañamiento telefónico de mayores. Respecto a este último colectivo, todas las actividades solidarias municipales se dirigirán a recaudar fondos para equipos de protección para personal de residencias.

También se incluirá una partida económica dirigida a la adquisición de Equipos de Protección Individual (EPIs) con el fin de disponer de estos medios para las familias más vulnerables.

Se creará en bono educa, con 300 becas de 100 euros para comenzar el primer cuatrimestre escolar por familia; se podrán a disposición de las familias este verano para adquisición de libros de actividades de repaso 500 licencias gratis por dos meses; y se destinarán 50.000 euros para adaptar centros escolares.

Por su parte, el plan de reactivación económica incluye, además de reuniones sectoriales para el seguimiento del plan, numerosas exenciones (terraza, basuras a establecimientos cerrados, ocupación de vía pública para vendedores ambulantes, etcétera), la bonificación de la tasa de basura no doméstica para el tercer y cuarto trimestre, aplazamiento del cobro de la tasa de quioscos y exención del pago del cuarto trimestre, o reducción en la cuota del IAE en un 25 por ciento para actividades afectadas por la declaración del estado de alarma, entre otras.

También se contemplan 15 medidas para apoyo a autónomos y fomento del empleo, y 12 de innovación tecnológica, como digitalización de la actividad comercial, o la adquisición de hasta 1.500 tarjetas de datos para familias que no hayan tenido nunca conexión a Internet o hayan tenido que darla de baja por reducción de ingresos por COVID-19.

Por otra parte, se implementará un plan de medidas extraordinarias para la promoción del turismo 'Santander destino seguro', un bono de turismo y otro de comercio, con una partida de más de 400.000 euros cada uno, y se impulsarán los servicios de ciclologística para los pedidos a
domicilio, la compra de proximidad y los servicios municipales. El TUS será gratis el sábado por la tarde en campañas de promoción del comercio local.

En acción cultural se triplicarán las ayudas al sector, se mantendrán las ayudas a la Fundación Santander Creativa, se creará un protocolo de seguridad para la dinamización social, y se fomentará la actividad deportiva, incluida la adecuación del Instituto Municipal de Deportes a la nueva situación.

Además se impulsará la movilidad sostenible, por ejemplo con la definición de nuevos ejes ciclistas, habrá ayudas al sector del taxi y para la compra de bicicletas mecánicas y eléctricas.

INSUFICIENTE CUANTÍA

El total de 136 medidas suponen 25 millones de euros, concretamente, 11,5 millones liberados por las concejalías tras reajustar el presupuesto para adaptarlo a las necesidades derivadas de la crisis sanitaria, más otros cuatro millones de superávit, mientras que el resto es lo que dejará de ingresar el Ayuntamiento.

Con todo, la alcaldesa ha insistido en que es una cuantía "insuficiente" porque el Ayuntamiento tiene mayor capacidad económica, unos 60 millones de euros de remanente "y ahora es el momento" de hacer uso de él, ha subrayado.

Igual se ha remitido a la petición que el pasado viernes hizo la Federación Española de Municipios y Provincias al Gobierno para que los ayuntamientos puedan gastar libremente el remanente y a final de año no compute en la regla de gasto.