20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 7 de enero de 2009

    El PP pide al Gobierno cántabro un plan de inversiones en infraestructuras municipales para 2009 y 2010

    Los 'populares' critican el "sectarismo" de la Consejería de Obras Públicas en el reparto de inversiones

    SANTANDER, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del PP en el Parlamento cántabro, Francisco Rodríguez, consideró hoy "imprescindible" que el Gobierno regional elabore "con la máxima urgencia" un plan de inversiones en infraestructuras municipales para los años 2009 y 2010 a través de Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo.

    Y es que, según Rodríguez, "los presupuestos de Cantabria aprobados para el año 2009 son totalmente insuficientes en cuanto a las infraestructuras municipales que el Gobierno debe acometer y además son totalmente sectarios, ya que no se invierte con carácter prioritario en las infraestructuras necesarias para garantizar la cohesión y el desarrollo equilibrado de los municipios".

    En un comunicado, el portavoz 'popular' tachó de "inconcebible" que las inversiones para este año en los municipios "bajen más del 20 por ciento con respecto al año 2007". A su juicio, "esto demuestra" que al Gobierno cántabro "no le preocupa la crisis, sino las elecciones", ya que este año, en el que "todos estamos preocupados por el desempleo, el Gobierno invierte cerca de seis millones de euros menos que en el año electoral del 2007".

    Además, para Rodríguez, "es totalmente impresentable ante los ciudadanos que las inversiones de los programas plurianuales se destinen a 12 ayuntamientos gobernados por el PRC, a dos ayuntamientos de PSOE y a uno del PP".

    Por ello, el portavoz del PP cree que el Gobierno tiene la "obligación" de aprobar "inmediatamente" un plan de inversiones en infraestructuras municipales para los años 2009 y 2010 "con las inversiones necesarias para hacer frente a la crisis y con las prioridades de todos los ayuntamientos independientemente del color político de sus alcaldes".

    Según dijo, este plan "debe de recoger exhaustivamente las inversiones que se van a realizar y darle la máxima transparencia para conocimiento de todos los cantabros, independientemente del municipio donde residan, para garantizar que se invierte en función de las necesidades y con las prioridades que los ayuntamientos tienen en estos momentos".

    "El electoralismo y el sectarismo de la Consejería de Obras Públicas debe de acabarse radicalmente porque ni esta región ni sus instituciones deben ser el capricho de nadie, sino que deben trabajar por el bien de todos los cántabros. Los ciudadanos, que cumplen escrupulosamente con sus obligaciones tributarias, no están dispuestos a que se convierta a Cantabria en una Comunidad bananera ni en un chiringuito de cuatro amigos", concluyó.